Entrevista a Disneylexya


ENTREVISTA A DISNEYLEXIA

Obra "Bordado Serrano" del artista urbano Disneylexya. Fuente: www.disneylexya.com 


Camino con nervios hacia el local en el que he quedado con Álvaro, artista urbano que pinta bajo el pseudónimo Disneylexya. A apenas unos metros del local en el que hemos quedado, me choco con una obra suya. Es inconfundible. El mural en cuestión representa una esfinge, un animal mitológico caracterizado por plantear complicadas preguntas. Qué irónico: él ha pintado esa esfinge pero hoy seré yo la que intente ofrecer enigmas, escuchando atentamente sus respuestas.

Fotografía propia


Entro en el local y está preparando el muro para realizar una pieza a todo color. Lleva unos pantalones que serían la envidia de cualquier fashion week: unos vaqueros completamente manchados de diferentes colores de pintura, con unas manchas de un grosor que nada tienen que envidiar a las pinceladas de Van Gogh. 

Marchamos de allí para tomar una cerveza en un bar cercano mientras repaso mentalmente toda la información que he leído sobre él: estudió Pedagogía en Artes Visuales en la UMCE en Santiago de Chile, tras lo cual fue profesor de Arte. Abandonó ese camino para enfocarse en crear: pintó bajo varios pseudónimos hasta que, a día de hoy, su estilo “disneyléxico” es una presencia icónica en la ciudad de Valencia.  

Celia: Me gustaría comenzar con una presentación para aquellos que no te conozcan. Empezaste pintando como Riezgosozyal. ¿Cuál fue el proceso o evolución hasta Disneylexya? ¿Fue una especie de renacer? ¿Qué significa Disneylexya?

Disneylexya: No hubo una evolución o un cambio de piel como tal, realmente yo trabajé con los dos pseudónimos a la vez de forma paralela. Cada nombre tenía un estilo personal, lo que me permitía generar varias estructuras artísticas. Me aburre la idea de ser unidireccional, creo que cualquier disciplina humana tiene la necesidad de ramificarse. El nombre Disneylexya, al igual que Riezgosozyal, es un juego gracioso de palabras. Sí que podría tener una segunda lectura: Disney es un creador visual, un artista, entonces Disneylexya sería la idea de generar una dislexia gráfica, un lenguaje gráfico.

Celia: Precisamente tu lenguaje gráfico es la base de tu creación. Creo que has encontrado un estilo icónico en el sentido más puro de la palabra: te inspiras en símbolos, en arquetipos, en personajes precolombinos, en bestiarios medievales. ¿Cuál es el proceso formal en el que tú vas evolucionando hasta encontrar este estilo visual con unas formas artísticas que hacen tu obra tan reconocible y personal?



Fotografía propia


Disneylexya: Si nos remontamos a los inicios de Disneylexya, desde el punto de vista formal, yo creo que mi gráfica comienza con la abstracción. Comencé a intentar entender las herramientas que iba a utilizar y sus posibilidades: la brocha, el pincel, el rotulador… En mi caso, el rotulador de punta biselada condicionó mi trazo y fue básico para mis patrones. Cuando empiezas a explorar las posibilidades técnicas se generar las estructuras que se repiten una y otra vez, los patrones. Creas un lenguaje reconocible.

Celia: Entonces podemos decir que dentro de tu obra hay dos capas de profundidad: la capa del patrón y lo que es la silueta.

Disneylexya: En realidad serían tres: el patrón, la silueta y el concepto. El concepto es donde se quiere llegar y también desde donde partes. Cuando comienzas a crear un estilo tienes que partir de lo básico, que es el alfabeto visual que tú tienes. Tu propio lenguaje. Te entrenas en ese alfabeto. La abstracción es una buena forma de ejercitar dichas habilidades plásticas y una vez tienes dominado el alfabeto, coges esa abstracción y lo aplicas al concepto y al discurso.

Celia: Dices que siempre partes del concepto. ¿Cuál es el concepto base de tu obra?

Disneylexya: El concepto base para mí siempre fue la iconografía precolombina. Fue mi primer eslabón. Quería llevar a cabo lo que llamo “colonización visual inversa”, llenar las calles de elementos precolombinos.

Celia: Al final eso apela a ciertos arquetipos, pues aunque sean precolombinos encuentran símiles en los arquetipos europeos. Tus pinturas representan seres mitológicos que, si bien a primera vista pueden ser difíciles de identificar, tienen algo que resuena en nuestra consciencia y nos hace reconocerlos de una manera u otra. ¿Qué propósito tiene para ti el uso de arquetipos?

Disneylexya: Tratar de llegar al lenguaje común. Siempre he estado interesado en buscar el porqué, la raíz del pensamiento humano. Siempre me ha fascinado ese rollo. Podemos apelar a la psique desde el Arte. De hecho, para tener una visión global del funcionamiento del Arte, deberíamos estudiar también Arte oceánico y arte asiático. Ser conscientes de todas las manifestaciones artísticas globales y buscar las similitudes y las diferencias, la raíz de la discrepancia. De lo contrario vamos a repetir fórmulas facilonas, no solo eurocéntricas. Parece que existe un consenso visual autocomplaciente. Es normal porque la sociedad que te lleva hacia eso, la plástica es el eco de nuestro día a día. Lo que yo trato de hacer es ser honesto conmigo mismo. Mi obra no soy yo pero lleva algo de mí. Sin quererlo, está enfocada a ese consenso visual, pero trato de que lleve tanto de mí como sea posible. Producir algo de manera consciente, con mimo.

Celia: Entonces, el uso de estos arquetipos remite irremediablemente a la mitología y a su función de la búsqueda de la psique. Lo tú buscas al incluir estos elementos como sirenas, es remitir a la consciencia colectiva, una mitología que puede explicar el funcionamiento del ser humano.

Disneylexya: Claro, el subconsciente. Lo veo como nuestra tierra común.

Celia: En todas las mitologías hay algo que apela a nuestro interior y aún hoy podemos extraer lecciones de los mitos, algo que resuene.

Disneylexya: Podemos encontrar respuestas y, aún más, preguntas. Ver de cara al hombre primigenio, a ese primitivo y darte cuenta de que lo tienes dentro aún, que no hemos respondido a nada. Seguimos preguntándonos quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. Hemos evolucionado a nivel tecnológico pero a nivel filosófico estamos en el mismo punto.

Celia: Hablemos del caso del mundo tecnológico. ¿Cómo es ser artista urbano en el mundo de las redes sociales? Porque el arte urbano reside en parte en crear una pieza y que sea efímera, que dure lo que tenga que durar. Pero con las redes sociales, si le sacas una fotografía esa obra perdura de alguna manera. Además, el arte se hace en la calle pero tú tienes tu propio muro en tu perfil. La gente no necesita perderse por las calles para buscar tu obra. Es otro nivel de visibilidad.

Disneylexya: Me parece crucial el uso de las RRSS. Si no fuera por eso el arte urbano no estaría donde está. En la Historia del Arte todos los estilos artísticos han ido pasando, han tenido una fecha límite. La diferencia que puede haber entre el Arte Pop y el Street Art es que ellos estaban sometidos a la galería y al museo. Las redes han sido un combustible que ha prolongado la vida útil de esta corriente artística de una manera nunca antes vista. Es un fenómeno nuevo, realmente no estamos siendo conscientes del cambio que ha implicado esto.

Celia: El arte urbano rompe el concepto existente durante siglos del Arte reservado para las grandes esferas, del visitante de museo refinado que debe tener educación artística antes de enfrentarse a la obra. Pasamos de eso a encontrar obras artísticas en cualquier calle casi sin quererlo, y acabar constituyendo un lenguaje visual sin darse cuenta, reconociendo el alfabeto de cada artista como comentábamos antes. Es la democratización del Arte.

Disneylexya: Sí, es una descentralización. El Arte para el pueblo y la creación de un nuevo espacio artístico.

Celia: La calle como canal de comunicación, ¿qué aporta en comparación con una galería?

Disneylexya: La oportunidad de ejercer Arte sin depender de nadie.

Celia: ¿Qué consejo le darías a alguien que quisiera empezar en el arte urbano?

Disneylexya: Que lo haga, que no se corte, que se lance. Que sea obstinado y muy consciente de lo que está haciendo desde auto cuestionarse, ponerse en duda para saber a dónde vas y qué pretendes de tu obra artística.

Celia: Respecto al proceso creativo de cada pieza. ¿Cuáles son los pasos que sigues para crear? ¿Eres más del tipo “que la inspiración te pille trabajando” o simplemente te llega?

Disneylexya: Depende. A veces busco un concepto y a veces hay un arquetipo que se materializa en mi subconsciente y decido hacer algo al respecto. Con los encargos es más sencillo porque te piden exactamente lo que necesitan.



Celia: Cuando no es encargo, es una obra en la calle y te expones a que esa obra se pierda. ¿Cuál es el aprendizaje de adaptarse a ser efímero? Es algo que los artistas de galería no experimentaron porque su obra puede vivir siglos.

Disneylexya: Cuando haces Arte en la calle, lo que más importa es el proceso. Para mí es como un mandala. Una obra es un pensamiento que compartes. El proceso de creación es mío, pero la pieza es de la calle y del público, así que la dejo a su merced.

Celia: Prevalece el proceso sobre el resultado. Lo sacas de ti y lo regalas al mundo.

Disneylexya: Exacto. A veces somos muy obstinados con la idea de la permanencia. Yo no quiero crear el cuadro que dure 100 años, ni tener el hijo con el nombre de su padre y a la vez de su padre…

Celia: No tienes ese ego de artista que quiere que su obra sea eterna. Aun así, a algunos nos encantaría que tu obra durara 100 años. A día de hoy, de las que sabes que siguen existiendo, ¿qué 3 piezas destacarías de tu trayectoria? Si alguien viniera a Valencia a ver obras de Disneylexya, ¿por dónde tendría que empezar?

Disneylexya: Las tres brujas en Guillem de Castro, me gusta porque me inspiré en las brujas de la Lonja, en los grotescos de la puerta. Es algo muy local. Es una reinterpretación y tiene varias lecturas: lo que implica ser una bruja, que mola mucho. La actitud que representan, casi como integrantes de una banda de rock. Lo local y lo arquetípico.



Celia: ¿Qué es para ti ser una bruja hoy en día?

Disneylexya: Una meiga, una conocedora de plantas, una mujer con conexión con la tierra. Eso sigue siendo un arquetipo y no tiene edad. Pero el rollo de añadir la banda de rock me gusta. La fuerza de la música, la fuerza del conocimiento, la fuerza de la naturaleza… cualquier tipo de energía que te lleve a la creación.



La siguiente obra sería la Esfinge en la calle Baja. Es un animal fabuloso. Todos deberíamos tener una esfinge interior que nos preguntase constantemente y nos hiciese replanteárnoslo todo.

También tenía una representación de Sólidos Platónicos cerca del Centre del Carmen, en una calle pequeña. Los sólidos platónicos son las figuras de la alquimia, se asocian a los elementos. La gracia que tienen es que están todos dentro uno de otro, es un ser que contiene los sólidos platónicos. Es el maestro alquímico manipulando los elementos. El concepto viene de Egipto. Aunque el nombre remite a Platón, el origen es la filosofía hermética y posteriormente pasa a la Europa renacentista.

Celia: Genial. Para aquellos que quieran tener una pieza de Disneylexya en casa, ¿dónde se puede comprar merchandising?

Disneylexya: En Vinyl Eye (https://www.vinyl-eye.com/artistas/disneylexya/ ) y en mi estudio en la Calle Cocinas nº3, que comparto con los artistas David de Limón y La Nena Wapa.

-Me despido y vuelvo al mural de la Esfinge. Admiro las trazas inconfundibles del artista urbano y me sumerjo en mi subconsciente.- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario