Ventajas del uso de la pintura al agua


A la hora de realizar nuestras pinturas es muy importante que hayamos valorado todas las opciones que existen en lo que respecta al tipo de pigmento escogido para ello. Por eso hoy os vamos a hablar de la pintura al agua, que está ganando cada vez más adeptos entre artistas tanto amateurs como profesionales.

Y es que este tipo de pinturas ofrecen una serie de ventajas más que interesantes, que vamos a comentar a continuación, y que hacen que su uso resulte mucho más que atractivo para cualquier usuario. Solo necesitas un fabricante de pinturas con base de agua y ya puedes echar a volar tu imaginación.

PRINCIPALES VENTAJAS DE LA PINTURA AL AGUA

Como venimos diciendo, la pintura con base de agua posee una serie de características que se convierten rápidamente en ventajas del producto, y que seguramente incluso desconocías: Aquí están las principales que debes tener en consideración:

  • Aroma suave
El aroma en la pintura es mucho más importante de lo que se puede llegar a pensar, tanto en el momento en que pintamos como en el momento del acabado. Cuando pintamos y usamos algún disolvente el olor es muy potente y nos llega a resultar bastante molesto, algo que incluso se acaba transmitiendo al lienzo después del secado.

Con las pinturas al agua esta desventaja desaparece por completo, ya que al estar diluidas sobre el líquido, incluso el propio olor de la pintura es mucho menor. Obviamente, cuando el cuadro se acaba secando, tampoco existe un aroma potente que nos haga sentir sensaciones desagradables.

  • Mayor variedad de acabados
Tampoco es nada despreciable el hecho de poder tener la posibilidad de dar diferentes acabados a nuestros trabajos. Esto es algo que no es posible en pinturas con otro tipo de base, pero que podemos hacer sin ningún tipo de problemas con la pintura al agua.

La pintura al agua nos da la posibilidad de terminar nuestras obras con brillo, satinado o simplemente en mate, por lo que tenemos 3 tipos de acabados muy profesionales que podemos ajustar en función de nuestras propias preferencias o gustos.

  • Secado mucho más rápido
Todos conocemos de sobra lo que tarda en secarse, por ejemplo, el óleo puro. En muchas ocasiones y dependiendo del ambiente se puede ir incluso a los 3 o 4 días y eso es algo que desespera, sobre todo a los pintores principiantes.

La pintura con base de agua nos ofrece un proceso de secado mucho más rápido, en tan solo unas horas. Esto es sin duda una gran ventaja, porque nos sigue dando la posibilidad de hacer repintes en las primeras horas para corregir la pintura a nuestro gusto, pero sin tener que esperar interminables días para apreciar el resultado final.

¿Conocías todas estas ventajas? Lo cierto es que muchas veces el desconocimiento, nos hace optar por soluciones que pueden no ser las idóneas para nuestro propio estilo. 

Resulta muy importante conocer de primera mano todas las alternativas de las que disponemos para pintar, porque una mala elección puede hacer incluso que perdamos la pasión por este noble arte de la pintura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario