Breaking Home Ties: un inusual escondite

 


¿DÓNDE SE ENCONTRABA ESTA OBRA PICTÓRICA?

Muchos coleccionistas estadounidenses buscan con gran desesperación los cuadros disponibles de Norman Rockwell, cuya obra pictórica se caracteriza por representar la vida norteamericana y en las que predominan los temas patrióticos. Aún así, el hecho de que en otoño de 2006 su pintura Breaking Home Ties fuera vendida por las de 15 millones de dólares, se debió en parte a las espectaculares circunstancias en que fue redescubierta. El artista había vendido su obra a su amigo el ilustrador Don Trachte, que lo colgó en su casa de Vermont.


En ella se observa la despedida de un padre y un hijo en la estación del tren. El hombre, cuyo rostro está curtido por el sol, aparece en vaqueros y en mangas de camisa, mientras que el joven, que parte en dirección a un internado, lleva un traje de color claro. Cuando Trachte se separó de su esposa encargó una copia de la obra de una calidad excelente para no tener que separe del original. El duplicado era tan bueno que cuando Trachte la prestó al Museo Normal Rockwell de Stockbridge (Massachusetts) para una retrospectiva del autor los expertos no se dieron cuenta de la estafa. Tras la muerte de Trachte en mayo de 2005, una serie de indicios, entre los que se encontraban varias fotos, hicieron sospechar a sus cuatro hijos que su padre había encargado una copia. Al final encontraron el cuadro escondido tras una doble pared junto a otras obras de Normal Rockwell

No hay comentarios:

Publicar un comentario