La importancia de contratar a un buen corrector de textos


A veces, a la hora de redactar textos importantes, podemos pensar que invertir en corrección de textos es un gasto innecesario. Porque lo primero que se nos ocurre seguramente sea que para faltas de ortografía nuestro mismo editor de textos, ya sea Word u otro de características similares, es más que suficiente.

Y en ese sentido estamos en lo cierto, porque para simples faltas ortográficas los editores de texto están más que entrenados para ser capaces de solventar cualquier error que tengamos a la hora de escribir. Sin embargo, por muy avanzada que esté la tecnología en este aspecto, hay correcciones para que las máquinas aún no tienen la suficiente inteligencia.

Hablamos de la organización, el sentido de las frases, la concordancia de las palabras y otras múltiples situaciones que a todos nos suceden independientemente de la experiencia que tengamos escribiendo textos. Porque mientras escribimos en nuestra cabeza tenemos una estructura lógica, pero igual en una segunda lectura nos damos cuenta de que hay frases inconexas o que repetimos mucho una determinada palabra.

Y ahí es donde una segunda opinión resulta absolutamente fundamental. Porque ya no solo estamos hablando de que el texto que estamos escribiendo esté más o menos bien redactado, sino de nuestra propia reputación como redactores. 

BENEFICIOS DE CONTRATAR UN CORRECTOR DE TEXTOS

Si aún no te hemos convencido con la introducción que hemos hecho en los primeros párrafos, aquí te vamos a dar alguna que otra razón más para que comprendas la verdadera importancia que tiene el contar con el respaldo de un buen corrector de textos.

  • Asegurarte de no tener faltas de ortografía. Pocas cosas que hablen peor de un redactor que una falta de ortografía en sus textos. Antiguamente podía tenerse en cuenta como un pequeño lapsus, pero con las herramientas que existen hoy en día es imposible no pensar que estamos ante una persona descuidada. Los editores tienen correctores, pero sabrás de sobra que les cuesta entender el contexto de una frase y que precisamente por eso pueden dejar de ver determinadas faltas presentes en tus escritos.
  • Conseguir que tu mensaje se entienda con claridad. Ya dijimos anteriormente que una cosa es como suenan nuestras ideas en la cabeza y otra muy diferente como las transcribimos. La función de un buen corrector de textos es precisamente la de conseguir, respetando el estilo del autor, que su mensaje se entienda de forma clara y precisa por parte del receptor.
  • Tener una lectura profesional antes de que el texto llegue a su público final. Cuando vamos a tomar determinadas decisiones de importancia en nuestra vida, lo más lógico es comentarlas con nuestros familiares o las personas de nuestro círculo más cercano, con la intención de que nos den su opinión al respecto y de que puedan ayudarnos aportando puntos de vista diferentes. Pues cuando vayamos a entregar un texto resulta muy importante mostrárselo a profesionales en la materia precisamente para que nos puedan ayudar con esos errores que se nos hayan podido pasar por el camino.
¿Te vas convenciendo ya? No lo pienses más y da una segunda vuelta a tus textos con la ayuda de profesionales en la materia que puedan ayudarte a obtener mejores resultados con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario