Historia del color

 

LA EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO DEL COLOR A LO LARGO DE LA HISTORIA

Cuando se habla de historia del color debemos empezar por matizar que obviamente el color es algo que ha existido siempre y que los seres humanos han sido conscientes de él desde el origen de los tiempos. Lo que sí ha ido cambiando a lo largo de los siglos es el concepto que se ha tenido sobre el color o la terminología específica que fue surgiendo a posteriori; colores primarios, colores secundarios, etc.

Por unirlo de alguna forma con el arte, solo tenemos que echar un vistazo a las pinturas rupestres que se conservan en el mundo para darnos cuenta de que ya desde el Paleolítico nuestros antepasados usaban los colores para decorar e intentar dar verosimilitud a sus obras.

Sin embargo, el debate acerca del origen de los colores y su composición no empezó a plantearse hasta muchos años después. Viajamos hasta el siglo IV a.C., cuando el filósofo Aristóteles ya nos empieza a plantear ciertas cuestiones relevantes acerca del color, como que la formación de cualquier tipo de color parte de los cuatro colores básicos que el denominaba agua, cielo, fuego y tierra.

Tenemos que dar un salto más en la línea temporal para llegar al Renacimiento, una nueva época de esplendor en torno al mundo del arte, en la que no fueron pocos artistas y escritores que se aventuraron a teorizar sobre el color. El mismísimo Leonardo Da Vinci, uno de los artistas más grandes de todos los tiempos que solía apoyarse en el dibujo para ejemplificar sus teorías, añadió a la gama de colores de Aristóteles dos más: el blanco y el negro.

Volvemos a avanzar en nuestro recorrido histórico para irnos ahora hasta el siglo XVII, época de grandes pensadores que establecieron muchas de las teorías más aceptadas incluso hasta nuestros tiempos. Es el caso por ejemplo del físico y matemático inglés Isaac Newton, conocido principalmente por sus teorías del movimiento y la gravitación, pero que también hizo importantísimos avances en el ámbito del color.

En concreto Newton desarrolló una teoría del color que aún a día de hoy sigue teniendo vigencia y en la que exponía cosas muy interesantes que él mismo descubrió. Sin ir más lejos dijo que la luz es color. Básicamente y hablando en un lenguaje lo más coloquial posible, Isaac Newton descubrió que la luz del sol, al pasar por un prisma, se dividía en varios colores.

Esa descomposición de la luz en colores es lo que llamamos el espectro cromático. El físico inglés nos decía que al dar la luz en un cuerpo opaco reflejan o algunos o todos esos colores que reciben. A modo de ejemplo, cuando observamos un objeto de color verde, lo que estamos viendo es un objeto que ha absorbido de la luz que recibe todos los colores excepto el verde.

Ya para terminar habría que remarcar los avances que hizo también el escritor de origen alemán Johann Goethe, quién basó sus investigaciones en aspectos de carácter más psicológico. Elaboró un triángulo en base a tres colores primarios, que son rojo, amarillo y azul, que además relacionó con diversas emociones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario