Catedral de Cartagena

 


COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE LA CATEDRAL DE CARTAGENA


FICHA TÉCNICA

  • Título: Catedral de Cartagena
  • Autor: Desconocido
  • Cronología: siglo XIII
  • Estilo: Gótico levantino
  • Material: Piedra sillar
  • Ubicación: Cartagena, Murcia

 

 

CONTEXTO HISTÓRICO 

 

En los primeros años de nuestra era, la actual ciudad de Cartagena se encontraba bajo dominio del Imperio Romano, siendo capital de la provincia Carthaginensis. Cuando el catolicismo empezó a extenderse por el Imperio, la primitiva iglesia cristiana utilizó la división provincial existente para instaurar las diferentes provincias eclesiásticas, dando lugar a la Diócesis de Cartagena, asumiendo un vasto territorio que se reduciría debido a las invasiones que sufrirá la Península en los siglos posteriores, y finalmente desaparecieron con la conquista musulmana.


Para el inicio de la construcción de la catedral, debemos remontarnos a mediados del siglo XIII, con la reconquista de la ciudad de Cartagena de manos musulmanas. En el año 1248, el papa Inocencio IV restaura la antigua diócesis de Cartagena dictando la bula Spiritus Exultante, comunicándoselo al rey Fernando III de Castilla, padre del futuro rey Alfonso X. 

 

Durante el reinado de Alfonso X, en el último tercio del siglo XIII, se crea la orden militar de carácter naval de Santa María de España, también conocida como Santa María de la Estrella. La finalidad de la misma era la defensa naval de la Corona de Castilla, poniéndola bajo la protección de la Virgen del Rosell y con la intención de distinguir el Puerto de Cartagena como centro religioso y militar de su naciente Orden. La sede principal de dicha orden se establece en la ciudad de Cartagena, concretamente en un convento cisterciense, que podría corresponderse con este edificio.

 

En los documentos de la época se reconocerá a esta catedral como “iglesia mayor”, consagrando como obispo de esta a Fray Pedro Gallego, confesor del rey Alfonso X el sabio, y siendo esta dependiente directamente de la Santa Sede. 

 

A la muerte del obispo Fray Pedro Gallego, será sucedido por el electo García Martínez, ya que nunca llegó a ser consagrado como obispo, y tras éste Martínez Magaz, período durante el cual la catedral comenzará su decadencia. Existe cierta controversia sobre los sucesos que motivaron el traslado de la sede episcopal a la ciudad de Murcia. Según diversas fuentes históricas el Papa Nicolás IV y mediante bula papal, trasladó la sede a la ciudad de Murcia a finales del siglo XIII, con la autorización real de Sancho IV, estableciendo la Catedral en la iglesia de Santa María la Mayor de Murcia. 

 

Este hecho ha sido puesto en cuestión por diferentes investigadores poniendo en duda la proclamación de la bula papal de Nicolas IV. Apuntan que fue un ardid del rey Sancho IV para poder trasladar la sede a la capital murciana, disfrutando de unas tierras que le habían sido regaladas a Martínez Magaz. 

 

Los años posteriores al traslado de la sede a Murcia, la Catedral se verá desolada, siendo su estado cada vez más deplorable. El ayuntamiento de la ciudad nunca estuvo conforme con el desplazamiento de la sede, realizando una serie de peticiones oficiales ordenando la vuelta del obispo a su Silla Titular. 

 

Sin respuesta alguna a dicha petición, las reformas realizadas en el interior del templo durante el siglo XVI, a manos del ingeniero militar Juan Bautista Antonelli, serían llevadas a cabo por la atención dedicada entre el Concejo y la Corona. Antonelli emprendería diferentes reformas y reparaciones, así como la construcción de la Capilla de los Cuatro Santos de la ciudad, o del Rosell, donde se rendiría culto a la imagen de esta.

 

Un siglo después, una nueva construcción en su interior vería la luz, sufragada por el Duque de Veragua, Don Pedro Colón de Portugal de la Cueva y Enríquez. Debido a la promesa realizada por la curación milagrosa de su hijo, edificó la Capilla del Socorro fundando la cofradía de dicho nombre. 

 

A pesar de las diferentes construcciones y reformas que se acometieron, el estado en ruinas de la misma perduraría, y tras las diferentes peticiones rechazadas de la vuelta de la sede episcopal, se decidió erigir una nueva parroquia a finales del siglo XVIII, Santa María de Gracia, en las inmediaciones de la que pasara a denominarse “Catedral Antigua o Vieja”. Con la construcción de la nueva parroquia se trasladaron diferentes elementos pertenecientes a la antigua Catedral tales como sillas de coro, órganos, vasos sagrados y campanas. 

 

A finales del XIX, algunas partes de la Catedral sufrieron derrumbes fallando la cimentación del templo. En 1902, el ayuntamiento encargó la reconstrucción y restauración al arquitecto Victor Beltri, a quien se le debe el aspecto actual de la catedral. Se perdieron parte de los elementos que quedaban del templo medieval, erigiéndolo muy al gusto de la época. Poco duro esta nueva imagen a la Catedral antigua, pues durante los bombardeos que sufrió la ciudad durante la Guerra Civil quedó destruida, tal y como ha llegado hasta nuestros días, con la excepción de la restauración de la Capilla del Socorro y otros elementos. 

 

 

 

ANÁLISIS FORMAL 

 

Actualmente la Catedral es una amalgama inconexa de restos arquitectónicos de diferentes épocas. La estructura original del edificio medieval apenas ha llegado hasta nuestros días, fruto de las continuas reformas, especialmente la última “reconstrucción” tratándose más bien de una nueva construcción realizada en el siglo XX llevada a cabo por Victor Beltri. Se ha podido rastrear la configuración de la catedral por planos del siglo XVI, siguiendo la típica planta gótico- levantina. 

 

El templo primigenio construido en época medieval constaba de tres naves, dos laterales y una central, separadas por arcadas sujetas con columnas compuestas, con torre a los pies y capillas adosadas a las naves laterales.


Para la construcción del edificio se aprovecharon materiales de edificaciones de otras épocas, como del propio teatro romano, habiéndose llevado a cabo la construcción del templo sobre las gradas del mismo. Razón por la cual la portada y la torre de la catedral serían construidas en sillarejos romanos, fruto del expolio que sufrieron las construcciones de siglos anteriores. La puerta de entrada en aquella época se encontraría a los pies del edificio en una de las naves, la de la epístola, por la Calle del Osario, siendo esta puerta la de mayores dimensiones, nave que tenía también otra puerta en el otro extremo, junto al ábside rectangular.  


El edificio medieval formaría parte de un conjunto fortificado con diferentes construcciones anexas, localizándose junto al muro meridional el lugar donde residían los clérigos. 

 

Una de las piezas que se encontraba en la Catedral que nos ha llegado hasta nuestros días es el retablo de alabastro con escenas de la vida de la Virgen, actualmente conservado en el Museo Arqueológico Nacional. Se desconoce como llegó tal pieza a la catedral cartagenera, sin embargo nos situamos en una época en la que el comercio de alabastro entre Inglaterra y la Península se encontraba en auge, siendo el origen del retablo posiblemente de procedencia inglesa. El retablo realizado en relieve y de modesto tamaño, constaba de nueve imágenes de las cuales solo se han conservado siete, organizándose en tres hileras de tres piezas cada una. La composición de los elementos estilísticos es protagonizada por un gran esquematismo conceptual.  

 

Entre las reformas realizadas en los siglos posteriores, destaca en el XVI la construcción de la Capilla de los Cuatro Santos de Cartagena, también denominada del Rosell o del Concejo, institución por la que fue promovida, y a cuya titularidad pertenece a día de hoy. Su planta de cruz griega estaba cubierta por bóvedas de casquete esférico. En esta capilla se rendía culto a la imagen de la Virgen del Rosell, en aquel entonces patrona de la ciudad, y se encontraban las imágenes escultóricas de los cuatros santos patronos de Cartagena, Santa Florentina, San Leandro, San Fulgencio y San Isidoro, realizadas por Francisco Salzillo a mitad del siglo XVIII. 


Esta Capilla se encuentra actualmente en restauración desde los meses finales del 2020, estimando el plazo de rehabilitación en seis meses, acción promovida por el Ayuntamiento de Cartagena y con la aprobación del actual obispo de la Diócesis. 

 

Un siglo después se construyó la Capilla del Cristo del Socorro, financiada por el Duque de Veragua, Pedro de Colón y Portugal, naciendo así la cofradía del Cristo del Socorro. En dicha Capilla sería entronizado el Cristo del Socorro, conocido como Cristo Moreno por el color cetrino de su piel, un Crucificado de autor anónimo realizado en el siglo XVI y que desaparecía con tantas otras obras durante la Guerra Civil.  


Con planta rectangular y cúpula sobre pechinas, la decoración fue realizada con yesería donde se entremezclan los motivos vegetales con los querubines, especialmente en los encuadres de las ventanas y los nervios. La portada está realizada en estuco de estilo barroco. Posee un camarín de planta semicircular elevado sobre la fachada sureste, al que se accede por una escalera trasera a la que se llega desde el presbiterio de la capilla. 

 

En 1755, debido a la importante devoción que siempre se ha tenido en la ciudad por los Cuatro Santos Patronos, se realizó el encargo al escultor Francisco Salzillo de cuatro esculturas de bulto redondo, realizadas en madera policromada y estofada, destinadas a la Capilla del Concejo, junto a la entonces Patrona Virgen del Rosell.  

 

Con la construcción de la nueva parroquia de Santa María de Gracia, la catedral se vio sumida en un estado de decadencia, cediendo su cimentación y hundiéndose algunas partes de la misma. La reconstrucción fue realizada en 1902 por el arquitecto modernista Victor Beltri, financiada por el Ayuntamiento de Cartagena. La fachada se erigió muy al gusto de la época en estilo neorrománico, manteniendo en el interior un estilo goticista, ornamentando las columnas y capiteles con ángeles modernistas. Conservó algunos elementos de épocas anteriores, las bóvedas góticas, capillas barrocas y la torre, incorporándolos a esta nueva construcción, la cual quedará prácticamente destruida durante los bombardeos de la Guerra Civil hasta la actualidad.

 

 

LEYENDAS Y CURIOSIDADES 

 

La fundación de la catedral esta rodeada de enigmas. La leyenda nos cuenta que el fundador de la Catedral fue el apóstol Santiago, quien, en su misión de evangelizar la Península, desembarcó en el Puerto de Cartagena, tal y como cita la leyenda “por este lugar entró a España la luz del evangelio”. Por ello se afirmaba que la Catedral habría sido la primera en España, siendo Madre y Primada de España, hasta que fue trasladada a Toledo.  


Quienes defienden esta teoría actualmente, sostienen que bajo la misma existe un mosaico del siglo I a.C, anterior a la construcción del propio Teatro. Sin embargo, resulta incoherente pensar que se pudiera edificar una catedral anterior al propio Jesucristo. Dicho mosaico pertenece a una vivienda anterior.  

 

Con motivo de los trabajos de excavación realizados entre 1996 y 2003 para sacar a la luz el teatro romano de la ciudad, la catedral quedo integrada dentro del conjunto, pues la grada o cavea del teatro fue excavada dentro del cerro donde se encuentra. Con la construcción del Museo anexo, bajo el proyecto del arquitecto Rafael Moneo, se excavó un túnel bajo la Catedral que accede de forma directa al teatro, suscitando la crítica de quienes piensan que se destruyó parte del subsuelo de la misma.  

 

En el año 2000 se creó la plataforma ciudadana Virgen de la Caridad, cuya “principal finalidad no es otra que la restauración y rehabilitación de la Catedral del Obispado de la Diócesis de Cartagena, Santa María la Mayor”. En los últimos años se ha conseguido que se lleven a cabo visitas los cuatros últimos días del mes, y la rehabilitación de alguna de sus capillas. Esperamos que en los próximos años se lleve a cabo la adecuación de sus restos por el valor histórico y sentimental que representa para la ciudad.  

 


BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA 

 

 

TORRES FONTES, Juan. La Orden de Santa María de España. Miscelánea medieval murciana, 1977, no 3, p. 73-118

   

GARCÍA LORCA, Santi. Cartagena Sobrenatural. Murcia, 2020

 

NEGUERUELA MARTÍNEZ, Iván. Murcia por una mitra. La ilegalidad del traslado del obispado de Cartagena a Murcia por Sancho IV, 2008

 


REGIÓN DE MURCIA DIGITAL:

 

https://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,75,c,522,m,1075&r=CeAP-122-PORTADA_CENTRO_AMPLIADO

(consulta 03/03/2021) 

 


PLATAFORMA CIUDADANA VIRGEN DE LA CARIDAD:

 

https://catedraldecartagena.org/pcvc/

 (consulta 03/03/2021) 


RUTAS CON HISTORIA:

https://www.rutasconhistoria.es/loc/catedral-de-santa-maria-la-vieja

(consulta 04/ 03/ 2021)

 

 

GALERÍA DE IMÁGENES







No hay comentarios:

Publicar un comentario