El Té de Mary Cassatt


COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE EL TÉ 


FICHA TÉCNICA


  • Título: The Tea
  • AutoraMary Stevenson Cassatt
  • Cronología: 1880
  • Estilo: Impresionismo
  • Material: Óleo sobre lienzo. 64,7x92 cm
  • Ubicación: Museum of fine Arts, Boston. 

INTRODUCCIÓN - CONTEXTO HISTÓRICO

Mary Cassatt fue una importante artista estadounidense nacida en Pensilvania en el año 1844, se dedicó a la pintura, al grabado y hasta a la fotografía. Formaba parte de una familia acomodada y desde muy pequeña sentía una gran afinidad con el mundo del arte. Pasó su infancia entre EEUU y Europa gracias a los negocios de su padre que le permitió viajar a ciudades como Londres, París o Berlín, en esos años de juventud aprovechó para aprender idiomas y recibir sus primeras clases de música y dibujo. En este contexto es importante recalcar que París sería la ciudad que más le haría desarrollarse como artista. 

Todo comenzó en 1855 cuando allí visitó la Exposición Universal donde pudo ver obras de artistas como Delacroix, Ingres, Corot, Coubert, Degas o Pissarro. La mente de Mary era ingeniosa y soñadora, no se conformaba con poco, y emocionada tras ver aquella exposición decidió con gran empeño ser una artista reconocida, algo que en aquellos tiempos no era fácil para una mujer.  Así, frente a la oposición de sus padres se matriculó en la academia de arte de Pensilvania. Sin embargo sus estudios allí no fueron de su agrado; como era mujer no se le permitía trabajar con modelos desnudos y sólo podía dibujar esculturas, estaba tremendamente frustrada y dejó la academia para marcharse a París en 1866 recordando las obras que once años atrás le hizo emprender su camino en el mundo del arte.

A su llegada a París, Mary iba cada día al Louvre y recibió clases particulares de Jean-Léon Gérôme que a diferencia de la academia entendía que una mujer debía recibir la misma formación artística que un hombre. En 1868 pudo exponer sus primeras pinturas como artista formada.  Más tarde ocurrió un interesante hecho, tras la guerra franco-prusiana y unos años intermitentes entre EEUU y España, decidió volver a París en 1874 como si fuera el único lugar del mundo donde pudiera respirar y se encontró con un grupo de artistas habían comenzado a exponer de forma independiente a la academia en el salón de los rechazados. Esa rebeldía y protesta llamó la atención de nuestra Mary, y tomando su discurso contra la academia quiso unirse a aquellos artistas.

Se trataban de los Impresionistas, que tras la exposición y posterior critica del cuadro de Impresión, Sol Naciente de Monet, se habían unido como un solo movimiento. Defendían el uso del color por encima de la línea, la pintura al aire libre para favorecer la captación de la luz y sus cambios, una pincelada rápida y suelta despojada de detalles, el uso arbitrario del color, y la importancia del paisaje frente a los temas de historia o religiosos que premiaba la academia entre otras cuestiones.  Entre ellos se encontraba Degas, quien se convirtió en su maestro, aliado y mejor amigo.  Al ser mujer no podía a veces reunirse en público con los artistas, pues no estaba bien visto ver a una dama rodeada de hombres, sin embargo Degas se las ingeniaba para organizar las reuniones de los impresionistas en privado para que Mary pudiera asistir y así participar.  De esta forma, dentro del mundo del impresionismo, la artista desarrolló su estilo y factura con la pintura, y adquirió características diferentes a sus compañeros dado a su contexto.


ANÁLISIS FORMAL E ICONOGRÁFICO

La obra de Mary Cassat es muy amplia, desde sus inicios de formación hasta su madurez artística, pero podríamos seleccionar las pinturas de su etapa de consolidación y madurez, entorno a 1900, como las más interesantes. En ellas se reflejan la vida domestica de las mujeres, siendo la figura femenina la principal protagonista a veces con guiños a la maternidad, donde se observa un interés por parte de la artista en los lazos entre las mujeres y sus hijos. 

De esta forma se observa en esta pintura una escena cotidiana protagonizada por dos mujeres que parecen ser las amigas de la artista que la visitan una tarde a tomar el té. La composición no es central, y ambas mujeres no miran al espectador frente al resto de tazas y jarras del té que casi se podría reconocer como un bodegón. Al fondo se puede intuir lo que sería una chimenea y un cuadro, pues la representación se sale del encuadre como si de una fotografía se tratara. En este sentido es interesante el conocimiento que tenía Mary de la fotografía y como si fuera una publicación a Instagram, la artista retrata a sus amigas en el salón de su casa sentadas en el sofá tomando té, consiguiendo que la escena sea tremendamente naturalista y no posada o simulada como ocurría con los modelos de la academia.

Y aunque deja la impronta impresionista en la pincelada lo importante es cuestionar la elección de las escenas de interior, frente a la característica común del impresionismo de pintar al aire libre. Pues como mujer arista pintar en la calle no sería algo cómodo frente a las miradas y algunos comentarios, y Mary no tuvo otra alternativa que optar la mayoría de las veces por pintar en casa. Como consecuencia esta escena interior donde retrata a sus amigas queda en tonalidades cálidas porque las luces de su salón no pueden enfatizar mucho el color más allá de una gama de rosados; tonos muy diferentes a la luz de una paleta impresionista al aire libre.

 

CONCLUSIÓN

Mary Cassat jamás se casó, ni lo necesitó, lo consideraba incompatible a su carrera y vivió soltera pese a las criticas viviendo por y para el arte. En 1911 Mary fue le diagnosticada de diabetes y cataratas dejando de pintar en 1914. Estaba prácticamente ciega, cuando la artista, que nunca dejó de hacer todo aquello que se proponía y que era feminista, contribuyó en 1915 con dieciocho pinturas para apoyar al movimiento sufragista. Francia lo conseguiría, y en 1944 las mujeres pudieron votar por primera vez.

Después de años de apenas actividad artística debido a su ceguera, murió en Château de Beaufresne, París, el 14 de junio de 1926; fue enterrada en un mausoleo en Le Mesnil-Théribus, en la Picardía francesa.


GALERÍA DE IMÁGENES




BIBLIOGRAFÍA

POLLOCK, Griselda. Mary Cassat, pintora impresionista. Madrid, 2020.


Manuela Rodríguez Tovar

No hay comentarios:

Publicar un comentario