Pareja en el carnaval de Colonia


COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE PAREJA EN EL CARNAVAL DE COLONIA










FICHA TÉCNICA:

  • Titulo: Pareja en el carnaval de Colonia
  • Autor: Erich Salomon 
  • Año: 1929
  • Técnica: Fotografía analógica
  • Ubicación: International Center of Photography, New York (EEUU)


ANÁLISIS FORMAL:

Erich Salomon (1886 - 1943), de origen berlinés, se consolidó como fotógrafo en los inicios del siglo XX. Si bien se formó en derecho, fue a la edad de 42 años cuando decidió encaminar su carrera hacía el arte de la fotografía. 

Se inició como fotógrafo reportero para el semanario alemán Berliner Illustrierte, en el que publicó imágenes de juicios y actos políticos, trabajó también para el Münchner Illustrierte en el cual acabó de consolidar su reputación. Para estas instantáneas utilizó una cámara Ermanox, ya que gracias a su reducida medida permitía esconderla fácilmente y así pudo sacar estas fotografías de improvisto. 

Su obra destaca, entre muchas cosas, por su valor histórico en tanto que capto momentos de suma relevancia política de su momento que hoy en día nos sirven como testimonio histórico del clima que se vivía previo a la Segunda Guerra Mundial. 

Es determinante su contexto, dado que él mismo tuvo que escapar de la represión nazi, afincándose en La Haya, lugar en el que continuó trabajando como reportero fotográfico. Lamentablemente el 7 de julio de 1943 fue capturado y deportado a Polonia, hasta ser destinado al campo de concentración de Auschwitz (junto con su esposa y uno de sus hijos) donde murió.


ANÁLISIS ICONOGRÁFICO:

El estilo de Salomon se caracteriza por captar el momento más natural, podríamos decir que sus fotografías son “robados” a la sociedad, dada la espontaneidad de las escenas retratadas. Esto le llevo a ganarse el apodo de sus compañeros quienes le llamaban “la cámara indiscreta” y así lo confirmó el editor del Daily Graphic. 

Vemos una esencia de reportaje documental en toda su obra, línea que seguirán fotógrafos contemporáneos como Henri Cartier-Bresson. Estas vistas íntimas, espontáneas pero perfectamente encuadradas, son una muestra de la maestría de Erich Salomon y por ello no es de extrañar que se convirtierá en referente y influyente de sus contemporaneos y futuros compañeros de profesión. 

En esta imagen que hoy nos ocupa vemos el beso de dos amantes en una cafetería, estamos ante la muestra de su pasión y amor. Dos personas libres y enamoradas que son congeladas en el acto de besarse. Al ser congelada esta acción resulta una imagen furtiva que les roba esa esencia pasional para congelarla en el tiempo y ser compartida con todo espectador que la contemple. 

Es una captura con una gran carga poética por la acción en si y por la atmósfera en la que desarrolla: una cafetería concurrida por las sombras y personajes que se encuentran en otras mesas, lugar en el que dos amantes se funden en un íntimo beso con la carga sentimental que se evidencia. Vemos a la mujer sentada sobre el hombre y como este a su vez la coge, sujetándola y manteniéndola cerca de él, ambos unidos en un beso infinito y, gracias a Erich Salomon, se convirtió verdaderamente en un acto de amor atemporal

Esta es la magia y la poética de la fotografía, saber observar la vida con una mirada estética y captar momentos como este, que gracias a Erich Salomon se ha convertido en un instante permanente, una acción pausada, interminable, un amor romántico congelado, un beso pasional, un amor sublime que podemos vivir y revivir hoy en día como si fuéramos los verdaderos espectadores del momento en si. 

Carmen Comas

No hay comentarios:

Publicar un comentario