Expolios, robos e intercambios de obras de arte a lo largo de la historia


EL RECORRIDO DE LAS OBRAS DE ARTE DESDE SUS INICIOS HASTA NUESTROS DÍAS



En esta entrada vamos a realizar una recopilación de historias y anécdotas sobre los cambios vividos por diferentes obras artísticas a lo largo de la historia. Vamos a hacer un breve repaso sobre los intercambios, las transacciones, los expolios y los robos, así como los procesos de formación de los grandes museos y grandes colecciones que han dinamizado el mercado del arte y han determinado que los objetos artísticos hayan adquirido un incalculable valor material como símbolos de poder, prestigio y posición social. 


EL EXPOLIO DE NAPOLEÓN

Grabado de Napoleón recorriendo una de las galerías del Louvre durante su inauguración

Napoleón Bonaparte tenía el deseo de convertir el Museo del Louvre en un templo del arte universal que representara el poder de su Imperio. El expolio artístico llevado a cabo en los países que ocupó ocasionó el mayor movimiento transfronterizo de obras de arte de la historia, solo superado por el segundo gran expolio llevado a cabo siglo y medio más tarde por Adolf Hitler.  

Desde 1794 fueron llegando al Louvre las obras artísticas expoliadas procedentes de las campañas por Bélgica, Alemania y Holanda, a las que se unieron las llevadas a cabo en 1797 en el Vaticano y el palacio Belvedere en Roma, los saqueos de Venecia y Florencia, los de Malta, Egipto, Gaza...

En pleno auge del neoclasicismo, alimentado por el redescubrimiento y expolio de la cultura clásica, el pintor Jacques-Louis David se convirtió en el líder artístico de la Revolución francesa. A instancias de David, los arquitectos Percier y Fontaine remodelaron la antigua residencia en su día edificada sobre el viejo castillo medieval del Louvre, para convertirla en la sede del denominado entonces Museo Central de las Artes, actual Museo del Louvre. En él se fueron reuniendo las colecciones artísticas de los monarcas franceses confiscadas, los bienes de la Iglesia procedentes de la supresión de las órdenes religiosas, los tesoros de Saint-Denis y las colecciones requisadas a la nobleza exiliada.

Napoleón quiso convertir el Louvre en una muestra universal de su enorme poder y requirió los servicios de Jacques-Louis David para ponerlo al frente de su ambicioso proyecto. En 1802, Napoleón nombró director de su museo y asesor artístico a Dominique Vivant,ambicionando juntos un gran museo representativo de la cultura occidental, que debía recoger los principales tesoros del arte europeo, quedando el Louvre bautizado en 1803 como Museo de Napoleón

El expolio napoleónico dejó su huella en España, ya que tras la invasión francesa tierras española llegaron a París 250 pinturas de los más grandes maestros sacadas de España por medio de secuestros y "regalos". El expolio se llevó a cabo en toda la península, llevándoselos generales cuanto encontraban a su paso. 

A la caída de Napoleón en 1815, gran parte de los bienes incautados por Napoleón fueron restituidos a sus países de origen. En el caso español, el 30 de junio de 1816 llegaron a la Academia de San Fernando muchos de los cuadros tomados por Napoleón. Sin embargo, por el camino, miles de obras artísticas robadas por los generales fueron pasando de mano en mano de coleccionistas y mercaderes, pasando a nutrir el próspero mercado del arte. Tanto movimiento de obras artísticas excitó la curiosidad de los coleccionistas y mercaderes de toda Europa, quienes sacaron provecho mediante la compra abusiva, robos y despojos de un gran número de iglesias y conventos.

El masivo tráfico de obras de arte, las campañas militares, los gabinetes de curiosidades, el auge del coleccionismo y las expediciones arqueológicas en busca de vestigios de las culturas antiguas, así como el interés por la formación de los grandes museos nacionales, motivaron las primeras legislaciones que intentaron poner freno a la exportación para preservar el patrimonio en sus culturas de origen. 

EL NACIMIENTO DE LOS GRANDES MUSEOS: EL MUSEO DEL PRADO

El propio concepto de museo puede considerarse como una renovación cultural, social e ideológica, al introducir el concepto de patrimonio histórico como un legado cultural que pertenece legítimamente al pueblo, tanto para facilitar la formación de nuevos artistas como para exponer las obras de arte a la contemplación de los ciudadanos.   

En el caso del Museo del Prado, su origen es una recopilación del traslado continuo de obras por impulso del coleccionismo real, que en época moderna arranca con los Reyes Católicos. Su colección, que tenía más sentido religioso que palaciego, estaba repartida en una gran cantidad de iglesias, monasterios y conventos, e incluía tapices, libros, ornamentos religiosos y objetos personales de los monarcas. 

Con Carlos V el coleccionismo real cobró un nuevo impulso, no solo por la amplitud de las fronteras y su enorme poder, sino por ser el heredero del mecenazgo artístico impulsado por su abuelo Maximiliano I

Su heredero, Felipe II, reunió las colecciones hispanas en diversos palacios, entre ellos el Pardo, el Alcázar de Segovia y el de Madrid, siguiendo el ejemplo de las colecciones vistas en sus viajes por Italia y los Países Bajos. 

En tiempos de Felipe III, la corte se trasladó a Valladolid, ocasionando un cambio de ubicación de las obras artísticas de unos palacios a otros. 

El gran impulso para las colecciones reales llegó con Felipe IV, que promovió la reforma del Real Alcázar y la construcción del Casón del Buen Retiro. Con la ayuda del conde-duque de Olivares , Felipe IV centró su reinado en la idea de el mecenazgo artístico sirve para impulsar y prestigiar la política. 

En el siglo XVIII, Felipe V apenas mostró interés por el coleccionismo. Lamentablemente durante su reinado en la navidad de 1734 se produjo un incendio en el Real Alcázar, destruyéndose así 537 pinturas, entre ellas obras de el Bosco, Rubens, Velázquez, Durero...

El breve reinado de Felipe VI apenas supuso incremento en las pinacotecas reales, aunque sí un mayor interés por los jardines botánicos y los gabinetes de historia y ciencias naturales. En esta etapa surgieron los primeros museos europeos, lo que iba a motivar la decisión, ya con Carlos III, en 1785, de encargar al arquitecto Villanueva un gran edificio para albergar el Real Gabinete de Historia Natural. Este fue el origen de la actual sede del Museo del Prado, que tras la reinstauración de Fernando VII se convirtió en Museo de las Bellas Artes. El Museo del Prado abrió por primera vez sus puertas al público en 1819.

Museo del Prado, 1819

Museo del Prado, 1819

Los episodios de mayor riesgo vividos por los grandes museos han estado ocasionados por el estallido de conflictos bélicos, que motivaron en diferentes ocasiones el traslado de sus fondos para ponerlos a salvo de los bombardeos. Un buen ejemplo de esto fue el Museo del Prado durante la Guerra Civil española.

La alarma se inició el 16 de noviembre de 1936, sobre las siete de la tarde, cuando la aviación alemana bombardeó Madrid alcanzando el Museo del Prado. A pesar de que se produjeron grandes desperfectos, las llamas lograron ser sofocadas sin que las obras de arte resultaran dañadas. 

Imagen de la galería central del Museo del Prado durante la Guerra Civil

Solo unos días antes el gobierno republicano había trasladado su sede a Valencia y se ordenó allí el traslado de los tesoros artísticos del museo del Prado, del Palacio Real, de El Escorial, la Academia de San Fernando...

Camiones cargados de obras de arte con dirección Valencia

Se iniciaba así una gran peregrinación de camiones con las obras de arte más importantes supervisadas por la Junta de Defensa del Tesoro Artístico.

Camión trasladando obras del Museo del Prado a Valencia

EL EXPOLIO DE HITLER

La dimensión del expolio llevado a cabo por los nazis se sigue estudiando y aún se encuentran piezas escondidas durante años, alimentando y completando un estudio que sigue en proceso y aún habrá de completarse en las próximas décadas. Miles de obras fueron las incautadas, miles las recuperadas, miles las restituidas o en proceso de restitución a sus legítimos propietarios, miles también las desaparecidas, destruidas o en paradero desconocido. Puede afirmarse que se trata del mayor robo de obras de arte  jamás cometido en la historia. Todo ello llevado a cabo por un enamorado del arte hasta el delirio y la obsesión: Adolf Hitler.



El periodista Héctor Feliciano estima a unas 20.000 obras las incautadas por los nazis en la ocupación francesa, una confiscación planificada que obedeció a un programa metódico perpetrado y organizado por órdenes directas de Hitlerm aunque otros especialistas en el tema como el profesor español Miguel Martorell calculó que fueron más de 200.000 las piezas expoliadas. 

Entre los grandes episodios de la historia deben contabilizarse la confiscación de importantes colecciones privadas de arte, en su mayoría pertenecientes a organizaciones,logias masónicas y, sobre todo, a familias o marchantes de arte judíos franceses. 

Adolf Hitler y su séquito paseando por París recién conquistada el 23 de junio de 1940

Como sucedió con el expolio napoleónico, lo peor no fue la acción organizada de saqueo, sino toda la actividad colateral que el expolio generó, especialmente por los líderes, altos mandos y personas próximas al régimen nazi que crearon sus colecciones personales con una parte considerable de las obras requisadas. Un elevado número de obras de arte acabaron engrosando los fondos de importantes coleccionistas, obras adquiridas directamente en el mercado al que habían llegado de forma irregular.


Uno de los últimos episodios empezó en 2010, cuando, en una inspección rutinaria,los agentes de aduana encontraron una gran cantidad de dinero en efectivo en poder del coleccionista Cornelius Gurlitt, hijo del marchante Hildebrandt Gurlitt. 

Algunas de las obras incautadas a Cornelius Gurlitt

La investigación emprendida por el delito de evasión fiscal llevó a las autoridades al registro de la vivienda de Gurlitt en Munich, donde se produjo un prodigioso hallazgo: 1.280 obras de arte sustraídas a sus propietarios judíos huyendo de la persecución nazi. En un segundo registro se hallaron 60 obras más. Las autoridades lo mantuvieron en secreto hasta que fue publicada a finales de 2013 en la revista Focus, suscitando un gran escándalo internacional. 

RECORRIDO DE LAS OBRAS DE ARTE

1. El matrimonio Arnolfini

El matrimonio Arnolfini, Jan Van Eyck, 1434

- 1434: El artista Jan Van Eyck realiza la obra en Brujas, presuntamente por encargo del matrimonio Arnolfini. 
- 1516: El retrato esta en propiedad de Diego de Guevara, cortesano de los Habsburgo y coleccionista, que tal vez tuvo relación con los Arnolfini. Ese mismo año, Guevara lo regala a Margarita de Austria, gobernadora de los Países Bajos. 
- 1530: La pintura es heredada por la sobrina de Margarita, María de Habsburgo. Trasladada a España con parte de sus bienes. A su muerte, en 1558 el retrato se integra en la colección de Felipe II, en el Real Alcázar de Madrid.
- 1700: Citado en el inventario real a la muerte de Carlos II. Se salva del incendio del Alcázar de 1734, ya que la pintura aparece citada en 1744 en el testamento de Felipe V.
- 1794: Durante el reinado de Carlos III, el retrato permanece en la colección de la familia real española, en el nuevo Palacio Real de la plaza de Oriente, edificio construido sobre las ruinas del Alcázar.
- 1813: La obra forma parte del botín con el que huyen los franceses derrotados en la batalla de Vitoria. Sin embargo, la pintura no se aparece en el lote que Wellington traslada a Inglaterra, sino que queda desperdigada en manos de algunos de sus generales. 
- 1816: El cuadro se encuentra en Londres. El coronel James Hay lo regala al rey jorge IV por mediacion de Thomas Lawrence. Tras 2 años en Carlton House, la obra es devuelta a James Hay posiblemente al sospecharse la ilegalidad de su origen.
- 1842: La pintura es adquirida por 730 libras esterlinas en el mercado del arte para la National Gallery de Londres, donde actualmente se exhibe. 


2. La dama del armiño

La dama del armiño, Leonardo da Vinci, 1490

- 1490: Leonardo retrata a Cecilia Gallerani, amante del príncipe Ludovico Sforza el Moro, en el castillo Sforzesco, sede de la corte de Milán.
- 1492: El poeta Bernardo Bellincioni contempla el cuadro y escribe un soneto glosando su belleza.
- 1498: Alejada Cecilia de la corte de Ludovico, el cuadro queda bajo la custodia de Isabel de Este.
- 1801: Tras tres siglos en paradero desconocido,es adquirido en Roma por el príncipe Adam Jerzy Czartoryski, como regalo para su madre, Izabela Fleming de Czartoryyska.
- 1809: El cuadro se exhibe en el Cuarto Verde de la llamada Casa Gótica en Pulawy (Polonia). Es identificado erróneamente por Izabela como La Belle Ferronière
- 1830: La pintura sigue en manos del príncipe Adam en su huida de la Revolución de los cadetes, recabando finalmente en París. 
- 1878: Tras la derrota francesa en la guerra franco-prusiana, el príncipe Ladislao Czartoryski protege su colección en el arsenal que le ofrece la ciudad de Cracovia, en el antiguo muro, que pasará a conformar un nuevo museo. 
- 1914-1920: El cuadro se resguarda en Dresde de los avatares de la I Gueerra Mundial.
- 1939: Con la colección de regreso a Cracovia, el príncipe Adam Czartoryski, ante la nueva amenaza nazi, decide esconderla en Sieniawa y más tarde en Pewkinie, donde la Gestapo la localiza y roba.
- 1940: La obra viaja a Dresde entre los objetos seleccionados por el plenipotenciario del Führer, Dr. Posse, para el proyectado museo de Hitler en Linz. 
- 1945: Los Monuments Men localizan el cuadro en el arenal que atesora en su villa de Neuhaus (Baviera) el que fuera gobernador alemán de Polonia, Hans Frank, amigo personal de Hitler. 
- 1991: El Tribunal Supremo de Polonia ordena la restitución del cuadro al príncipe Adam Karol Czartoryski. 
- 2016: El Estado Polaco compra toda la colección Czatoryski (incluyendo La dama del armiño) por unos dos mil millones de euros. 


3. Danae recibiendo la lluvia de oro

Danae recibiendo la lluvia de oro, Tiziano, 1553

- 1544: Tiziano pinta la primera versión del cuadro para el cardenal Alessandro Farnese (hoy se conserva en el Museo de Capidimonte en Nápoles).
- 1553: Tiziano pinta la segunda versión de la obra por encargo de Felipe II, en el conjunto de obras conocido como Poesías, juntas en la colección real hasta su dispersión a partir del siglo XVI.
- 1565: Tiziano pinta en Génova la tercera versión del cuadro. Esta versión es la que se conserva hoy en el Museo del Prado. 
- 1629-1631: Velázquez adquiere la tercera versión durante su primer viaje por Italia, posiblemente en Génova. En 1634, la vende a Felipe IV para decorar el palacio del Buen Retiro.
- 1636: Velázquez sustituye en el Alcázar la Danae que Tiziano pintó para Felipe II (que pasa al Buen Retiro) por la tercera versión mejor conservada, emparejándola con Venus y Adonis
- 1808: La segunda versión del cuadro es tomada por José Bonaparte del palacio del Buen Retiro, para su colección personal. 
- 1813: Este cuadro forma parte de la colección de José Bonaparte en su huida pero el 21 de junio es recuperado por el futuro duque de Wellington, que lo envía a Inglaterra.
- 1816: Fernando VII dona a Wellington las obras recuperadas en agradecimiento a su campaña militar en España. La obra queda en la residencia de Wellington, Apsley House. 
1947: Apsley House es donada al Estado por Gerald Wellesley, séptimo duque de Wellington, reservándose para uso privado una parte de las estancias, en la cual queda la Danae de Tiziano. 
- 2013-2014: Restaurada en el Museo del Prado, Danae se muestra temporalmente al público en Madrid junto a la también restaurada Venus y Adonis


4. Laocoonte y sus hijos

Laocoonte y sus hijos, El Greco, 1610-1614

- Hacia 1610: El Greco inicia los trabajos del cuadro, que dejará sin concluir.
- 1614: A la muerte del Greco, todos sus bienes, entre ellos el Laocoonte, pasan a su hijo, Jorge Manuel Theotocópuli, también pintor.
- 1621: En un inventario de los bienes de Jorge Manuel se citan diferentes versiones del cuadro, de diferentes tamaños.
- 1637: En propiedad del cortesano y coleccionista Pedro Laso de la Vega, muerto ese año, recogido en el inventario de sus bienes en 1639.
- 1666: En el inventario del Real Alcázar de Madrid se cita <<un cuadro de Laocoonte y sus hijos de la mano del Greco>>, también citado en inventarios posteriores como <<trabajo en blanco y negro>>, lo que hace pensar en un estudio preparatorio, hoy perdido. 
- 1701-1791: En nuevos inventarios de las colecciones reales se cita <<una pintura de Laocoonte, copia de Tiziano>>. El historiador M.B. Cossío pensó que debía tratarse del cuadro del Greco, por similitud iconográfica con la versión de Tiziano. 
- 1824: Aparece entre los bienes del infante Antonio María Felipe Luis de Orleans, duque de Montpensier, en el Palacio de San Telmo de Sevilla.
- 1890: Por herencia, la obra pasa a mano de su hijo, el infante Antonio de Orleans, duque de Galliera, quien lo tendrá en su casa, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).
- 1910: La pintura está a la venta en la galería Durand-Ruel de París.
- 1915: Pasa a manos del marchante Paul Cassirer en Berlín.
- 1923: Es adquirido por el pianista y director de orquesta suizo Edwin Fischer, quien lo conservará en Basilea y en Berlín.
- 1926: La obra pasa a manos de la muejr de Fischer, Eleonora von Mendelssohn, que se había divorciado de Fischer un año antes.
- 1934: Tras exhibirse en la National Gallery de Londres entre mayo y diciembre, pasa a la colección del príncipe Pablo de Yugoslavia, que lo tendrá en Belgrado y, más tarde, en su exilio en Johannesburgo y en París. 
- 1946: El cuadro es vendido a la Galería M. Knoedler & Co., con sedes en París, Londres y Nueva York. En esta última, es adquirido para la fundación de coleccionistas S.H. Kress, quien finalmente lo dona a la National Gallery of Art de Washington. 


5. La Venus del espejo

Venus del espejo, Diego Velázquez, hacia 1650

- 1650: Fecha probable en la que fue pintada por Velázquez en Roma durante su segundo viaje por Italia.
- 1651: Es propiedad de Gaspar Méndez de Haro, marqués del Carpio y Heliche. 
- 1688-1802: Aparece en la colección de la casa de Alba. 
- 1802-1808: La obra se haya en las pertenencias de Manuel Godoy. 
- 1808-1813: Paradero desconocido. Sufre el expolio napoleónico. Probablemente es confiscada por las tropas británicas. Sale de España en circunstancias no aclaradas. 
- 1813-1906: Aparece en Londres en 1813, dondela adquiere John Morritt. Pasa a sus herederos, luciendo en su colección durante casi un siglo. Al disolverse la colección la obra sale a subasta (1906).
La adquiere la National Gallery, donde permanece en su colección permanente. En 1990 se exhibe en préstamo en el Museo del Prado de Madrid con motivo de una gran exposición de Velázquez.


6. Retrato del duque de Wellington

Retrato del duque de Wellington, Francisco de Goya,1812-1814

- 1812: El retrato es pintado por Francisco de Goya durante un breve paso de Arthur Wellesley por Madrid.
- 1814: Goya hace algunos retoques al retrato, añadiendo las medallas y condecoraciones concedidas al general por su éxito en la batalla de Vitoria. 
-1828: Elcuadro pertenece probablemente a Richard Wellesley, hermano mayor de Arthur, que había sido embajador británico en Madrid desde 1809 hasta 1812.
- 1842: A la muerte del marqués, el cuadro debióde quedar en propiedad de su segunda esposa, Marianne Caton Petersen.
- 1853: Alfallecer Marianne sin descendencia, el retrato pasa a su hermana Louisa Catherine Caton, esposa del séptimo duque de Leeds, Francis D`Arcy-Osborne. 
- 1878: El cuadro se halla en la colección del duque de Leeds en Hornby Castle (Yorkshire), donde permanece casi un siglo, mostrándose durante ese período en varias exposiciones públicas. 
- 1961: El cuadro es adquirido por la National Gallery y robado dos semanas después de ser expuesto, el 21 de agosto. Es el primer robo de la historia en la galería londinense. 
- 1965: Un ex taxista de 61 años, Kempton Bunton, se confiesa autor del robo y el 24 de mayo devuelve el cuadro a la National Galley, donde hoy sigue.


7. El beso

El beso, Auguste Rodin en colaboración con Camille Claudel, 1888

- 1880: Rodin recibe del Estado francés el encargo de realizar La Puerta del Infierno para el futuro Museo de Artes Decorativas de París. El beso sería concebido para formar parte de es obra , pero acabó convirtiéndose en una obra exenta. 
- 1884: Camille Claudel trabaja con Rodin en su taller, entre otras obras, en el modelado de El beso. 
- 1888: El Estado francés encarga a Rodin una copia en mármol de El beso, que se convierte así en obra independiente. El mismo año, Rodin y Claudel hacen una variante del tema, que denominan La eterna primavera
- 1889: El original en mármol de El beso es presentado en el Salón de París, con gran impacto entre el público y la crítica. La compañía Barbedienne ofrece a Rodin fabricar un número limitado de pequeñas réplicas. 
- 1900: Elmillonario Edward Perry Warren desea adquirir El beso pero, al ser propiedad del Estado francés, Rodin le ofrece realizar una copia. El cliente exige por contrato que en esta nueva versión se reproduzcan los genitales del hombre. 
- 1903: Rodin realiza para el coleccionista danés Carl Jacobsen una tercera copia también en mármol. Jacobsen fundaría en Copenhague la Carlsberg Glyptotek, donde actualmente se conserva. 
- 1904: La copia para Warren llega a su casa en Lewes (Inglaterra), pero no se exhibe sino que es guardada en un establo, donde permanecerá oculta durante 10 años. 
- 1914: Cedida al ayuntamiento de Lewes, la segunda versión de El beso se expone públicamente pero, ante el escándalo que suscita es cubierto con una lona. 
- 1917: El yeso original de La Puerta del Infierno es restaurado, para ser mostrado en el Museo de Orsay, realizándose las tres copias en bronce actualmente existentes. La segunda versión de El beso vuelve a ser guardado en el estado de Warren. 
- 1928: A la muerte de Warren, la segunda versión de El beso es subastado, sin encontrar comprador. Finalmente es cedido a la galería de arte de Cheltenham. 
- 1929: El escultor Henri-León Greber hace una cuarta copia de El beso, a menor tamaño, en mármol, para el Museo Rodin de Filadelfia.
- 1953: La segunda versión de El beso es adquirido por la Tate Gallery y llevado a Londres. 
- 2005: El Hôtel Biron es convertido en sede del Museo Rodin de París. En él se encuentra la primera versión de El beso, que sigue siendo propiedad del Estado francés. 


8. Retrato de Adele Blonch-Bauer I

Retrato de Adele Blonch Bauer I, Gustav Klimt, 1907

- 1907: En Viena, Gustav Klimt acaba el retrato de Adele Bauer por encargo de su esposo, Ferdinand Blonch. Desde su matrimonio, en 1899,el matrimonio había fusionado el apellido de ambos, Bloch-Bauer. 
- 1912: Klimt realiza un segundo retrato de Adele, convirtiéndose ésta en la primera modelo pintada dos veces por el artista, que goza de la protección y amistad del matrimonio. 
- 1925: En enero, Adele fallece a la edad de 44 años. En su testamento, había manifestado la voluntad de que los cuadros de Klimt pasaran a la Galería del Estado de Austria, si bien de momento permanecen en el domicilio conyugal. 
- 1939: Tras la ocupación de Viena por los nazis, todos los bienes de los Blonch-Bauer son confiscados. Ferdinand huye primero a Praga y más tarde a Zurich. 
- 1941: Como otras obras de arte de artistas considerados como degenerados por los nazis y que se venden para financiar al Reich, los retratos de Adele son comprados para la Österreischische Galerie de Viena. 
- 1945: Muere Ferdinand Bloch-Bauer en Zurich. En su testamento lega sus bienes a los hijos de su hermano, residentes en Estados Unidos, invalidando la voluntad testamentaria de su esposa sobre el cuadro de Klimt. 
- 1946: El retrato es expuesto en el Staatliches Kunstgewerbemuseum de Viena, quedando en propiedad del Estado austríaco. Se muestra en diferentes exposiciones temporales fuera de Austria. 
- 1998: Tras informarse de que en Europa se ha iniciado un proceso para la restitución de obras incautadas a los judíos por los nazis, la sobrina de Adele y Ferdinand, Maria Altmann inicia una batalla legal para recuperar los Klimts que pertenecieron a su familia. 
- 2006: Tras serle denegada la restitución por las autoridades austriacas y apelar al Tribunal Supremo de Estados Unidos, finalmente la justicia austriaca ordena la devolución de los cuadros a Maria Altmann. El retrato es adquirido en subasta para la colección Lauder, creador de la Neue Galerie de Nueva York. 
- 2014: La segundo retrato de Adele Bloch-Bauer adquirido también en subasta por un coleccionista particular es cedido en préstamo al Museo de Arte Moderno de Nueva York. 
- 2015: Se estrena la obra La dama de oro, que ha contribuido a que el retrato y, por ende, las historias de Adele y de su sobrina Maria, sean conocidas hoy en todo el mundo. 


9. El viñedo rojo

El viñedo rojo, Vicent Van Gogh, 1888

- 1888: El 2 de octubre, en una carta a Eugène Boch, Van Gogh manifiesta su intención de trabajar en el viñedo, cerca de Montmajour. El  de noviembre Vicent Van Gogh pinta el cuadro en un solo día. 
- 1889: Anna Boch, hermana de Eugène, compra la obra en la Exposición Anual de Bruselas. La mantiene expuesta en su villa de la calle l´Abbayede la capital belga. 
- 1890: Muere Van Gogh en julio y pocos meses después su hermano Theo. A partir de ese momento, comprar cuadros de Van Gogh comienza a ser un gran negocio. 
- 1906: El viñedo rojo sale a la venta en la galería Bernheim Jeune de París. Es adquirido por el coleccionista Serguéi Shchukin, que lo lleva a su casa a Moscú, el palacio Trubetskoy. 
- 1909: A la muerte de su primera esposa, Shchukin manifiesta por escrito su voluntad de que su colección permanezca siempre en Rusia.
- 1918: Tras la Revolución Rusa, Shchukin se exilia en París mientras que su colección es confiscada para el pueblo soviético, creando en su palacio el Museo Estatal de Arte Occidental.
- 1941: Durante la Segunda Guerra Mundial, el cuadro es evacuado a Novosibirsk (Siberia) para protegerlo de los bombardeos nazis. 
- 1948: Stalin cierra el Museo Estatal por consdierarlo demasiado burgués y divide sus fondos entre el Hermitage de San Petersburgo y el Museo Pushkin de Moscú. El viñedo rojo pasa a este último. 


10. Reclining Figure

Reclining Figure, Henry Moore, 1969

- 1926: Primeros trabajos de Henry Moore en yeso pintado (hoy perdidos), bronce y hormigón de Reclining Figure, inspirados en la escultura maya Chac Mool. A lo largo de su vida Moore realiza múltiples versiones del motivo. 
- 1969: A partir de una pequeña maqueta en yeso se crea un molde en poliestireno de la obra, de la que se hacen seis copias en la fábrica Noack, en Berlín. 
- 1972: La escultura se exhibe en una retrospectiva del artista en el Forte di Belvedere en Florencia. 
- 1977: Se crea la Henry Moore Foundation, donde se instala la versión original de la obra. Otros ejemplares de la serie van a Dinamarca, Japón e Israel, y otros 3 quedan en colecciones privadas. 
- 2005: El 15 de diciembre un grupo organizado roba la escultura del parque de la Fundación Henry Moore, en Hertfordshire.
- 2009: The Guardian desvela el misterio: según la policía británica, la escultura en bronce fue fundida y trasladada clandestinamente a China. 
- 2010: El artista alemán Fritz Balthaus, inspirándose en el célebre robo, realiza una escultura a base de lingotes de bronce dispuestos de forma que se asemejan a la planta de la Figura Reclinada de Henry Moore.
- 2013: Se subasta en Christie´s uno de los ejemplares que se conservan de la serie, pagándose por él más de seis millones de dólares. 

Verónica Gómez


No hay comentarios:

Publicar un comentario