Abstracción y texturas | Sesión 1




Abstracción y texturas, Sesión 1

Ejercicio terminado

¿Recuerdas nuestro ejercicio de pintura abstracta? (Puedes releerlo pinchando aquí.) Aquella vez te había explicado someramente qué es esto de la pintura abstracta y las diversas maneras en las que se puede encarar. Hablamos de action painting, de Pollock, de abstracción geométrica, con Malevich o Mondrian. Y también de Color Field Painting (pintura en campos de color), con Newman o Still.

Esta vez nos vamos a salir un poco de este esquema y vamos a dedicarnos a utilizar arenas y otros materiales. Es decir, que no vamos a pensar tanto en color y forma, sino en textura. Va a resultar un cuadro para disfrutar con el tacto, más que con la vista. Ya ves, te dirán siempre: “¡Los cuadros no se tocan!”, pero en este caso el espectador tendrá permiso para hacerlo.

Si no te gustan los armazones, los esquemas rígidos, lo estructurado, ésta será tu técnica preferida. Y tendrás que echar a andar tu creatividad.

Cuando se trabajan con texturas, con elementos añadidos que no sean pintura, hay que usar soportes rígidos, para que toleren el peso de los objetos y se mantengan en el tiempo. Yo voy a usar este tablero de DM, un sobrante de otra obra, de 23 cm por 18.5 cm y 4 mm de grosor. Puedes utilizar una tablilla, cartón entelado, una placa de metal, lo que quieras. Vamos, que si está bien preparado, se puede pintar casi sobre cualquier superficie.



Además del tablero, vamos a emplear para este ejercicio cola blanca (si quieres una superficie blanca, puedes imprimarlo con Gesso), polvo de mármol fino y grueso (o lo que quieras; se pueden comprar en tiendas de materiales de construcción o de manualidades), otros objetos que quieras añadir (en mi caso, papel de regalo, cintas de tela, plumas). 



Colores: las cintas me han inspirado la combinación de colores; para ello tendremos que usar blanco de titanio, rojo de cadmio, negro marfil, azul ultramar y amarillo de cadmio. (Lo haremos en óleo, pero también esta técnica sirve para el acrílico.)

Antes de ponerse a trabajar, piensa qué vas a hacer con los elementos que tienes. Arma una composición. Una posibilidad sería colocar las cintas de esta manera… O bien agregarle papel de regalo.



Una vez que tienes más o menos decidido cómo lo vas a hacer tenemos que poner manos  a la obra. Primero, le di una mano fina de cola blanca al tablero, para que quede imprimado. Luego, preparé una mezcla con polvo de mármol fino y grueso y un poco de cola blanca.  La cantidad de arenas depende de lo que quieras lograr: cuanto más pongas del grueso, más áspero y rugoso te quedará. Conviene que vayas agregando la cola blanca de a poco, así podrás graduar mejor la densidad de la mezcla. Si te queda muy espesa, puedes agregar un poco de agua, pero ten cuidado, porque cuanto más líquida esté la mezcla se expandirá sobre el soporte (pura albañilería). 



Una vez obtenida esta pasta la colocas sobre el tablero como se te dé la gana. Yo opté por un diseño en diagonal, dejando las esquinas libres, pues allí quiero poner el papel de regalo. Puedes usar una espátula (hay que limpiarla enseguida después de su uso). Otra posibilidad es espolvorear la mezcla de arenas sobre la capa de cola blanca que colocamos antes, mientras esté húmeda.

Te va a quedar algo así.



Ahora tienes que esperar 24 hs a que la cola blanca se seque. Te encontrarás con algo así: la cola blanca se endurece y, al volverse transparente, aparece el trabajo que hicimos con las texturas.



En la próxima sesión empieza lo divertido. Te esperamos.

¡No te olvides de limpiar la brocha y la espátula!

Hoy aprendiste:

- a preparar un soporte,

-  y a utilizar arenas para crear texturas.

 

Bibliografía

DOERNER, Max: Malmaterial und seine Verwendung im Bilde, 1985

GOODING, Mel: Abstract Art, 2001

MAYER, Ralph: The artist’s handbook of materials and techniques, 1991

©2020 Cristina del Rosso

No hay comentarios:

Publicar un comentario