Ventajas de la pintura al óleo


A la hora de pintar, ya sea de forma amateur o profesional, siempre existe la duda de cuál es la mejor técnica con la empezar. La pintura tiene una ingente cantidad de técnicas (todas perfectamente válidas), pero hay una que reina sobre todas y esa es la pintura al óleo, la cuál nos vamos a encargar de analizar.

La pintura al óleo es una técnica que ya se conocía en la Antigüedad pero cuyo uso no se empezó a generalizar hasta la llegada del Renacimiento, cuando los grandes maestros de este periodo descubrieron la gran cantidad de aplicaciones y la usaban para retratos por encargo realistas al óleo, aunque se siguió conviviendo con otras técnicas como el fresco o el temple. Su composición es bastante sencilla pues se mezclan los pigmentos con un aglutinante que a su vez se compone en base a aceites, la mayoría de las veces de origen vegetal.

¿Por qué la pintura al óleo es la mejor?

PUREZA DE LOS COLORES

Frente a lo que podemos observar en otras técnicas como, por ejemplo, la acuarela, la pintura al óleo muestra una enorme pureza en toda la gama de colores, así como una mayor variedad de los mismos cuando hacemos mezcla de pigmentos.

DURABILIDAD

Este tal vez sea uno de los puntos más importantes y una de las mayores ventajas de la pintura al óleo. Pintar con esta técnica nos asegura una enorme durabilidad de nuestros trabajos manteniendo la calidad de los mismos. Los colores solo pierden en algo su viveza al pasar cientos de años y con una buena restauración no es complicado recuperar el estado originario. Solo hay que pensar, que desde el siglo XIV es la técnica preferida de los grandes maestros de la historia del arte, ya dijimos que como parte de sus trabajos y de los retratos por encargo (retratosdeencargo.com) y eso evidentemente no es ninguna casualidad.

FLEXIBILIDAD

La pintura al óleo da mucho más juego que ninguna otra. Sus diferentes formas de aplicación hacen que se pueda jugar con las texturas simplemente aplicando una mayor o menor cantidad. Los mismo sucede a la hora de crear colores, resulta mucho más sencillo crear una amplia gama de los mismos mezclando los pigmentos que con cualquier otro tipo de pintura.

TARDA EN SECARSE

Seguramente otro de los motivos de mayor importancia para que sea el tipo de pintura reinante. Incluso exponiendo la pintura al aire libre, esta puede tardar días y días en secarse, lo que permite que se pueda trabajar la misma durante mucho tiempo para aplicar correcciones a nuestros trabajos. Leonardo da Vinci, sin ir más lejos, retocaba mucho sus pinturas aprovechando esta cualidad que solo ofrece este tipo de técnica. En este sentido, si vamos a hacer reproducciones de cuadros (reproduccionesdecuadros.com) es la técnica ideal puesto que nos va a costar mucho conseguir imitar otras pinturas y lograr un resultado similar.

APLICACIÓN EN SUPERFICIES

También aquí el óleo sale claramente como vencedor. Aunque tradicionalmente se usa sobre el lienzo, gran cantidad de artistas universales probaron su aplicación en otras superficies como tablas de madera y los resultados fueron igualmente excelentes. Es cierto que el lienzo absorbe de manera fenomenal la pintura y que la unión de ambos es un valor seguro, pero el óleo se presta a trabajar con inmejorables prestaciones en otras alternativas, ideal, recordamos, para hacer reproducciones de cuadros modernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario