La dama y el unicornio

COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE LA COLECCIÓN DE TAPICES LA DAMA Y EL UNICORNIO

FICHA TÉCNICA

  • Obra: La dama y el unicornio
  • Autor: Desconocido
  • Cronología: 1484-1538
  • Estilo: Gótico
  • Técnica: Tejido historiado con decoración polícroma
  • Soporte: Tapiz
  • Ubicación: Museo Nacional de la Edad Media o Museo Cluny (París)

ANÁLISIS FORMAL

El conjunto de La dama y el unicornio es un exponente privilegiado de los tapices que representan las “verdures” (decoración vegetal) omnipresentes en la lírica medieval. De este modo, fue una colección ejecutada entre 1484 y 1538 en Bruselas o en algunas de las tantas ciudades del ducado de Borgoña, en las cuales se confeccionaban tejidos de gran manufactura técnica en seda y lana. 

Estos magníficos ejemplares llegan a medir entre 3,10 y 3,78 m. de alto y entre 2,90 y 4,66 m. de ancho, siendo de gran tamaño como era usual en la época puesto que se colgaban de los balcones de las residencias cuando algún personaje importante llegaba a la ciudad. 

Los tapices poseen algunas características repetidas continuamente, con las que dotan al conjunto de uniformidad y armonía, como es el fondo rojo cubierto de flores o “mille fleurs” en el que se encuentran variados animales como un lobo, un zorro, un conejo, un halcón, etcétera. Asimismo, se presenta una isla oval de color azul verdoso que sirve de sustento físico a la escena narrativa, en la que se manifiestan tres personajes, una dama, un unicornio y un león. De este modo, se podría añadir un cuarto personaje, una doncella que acompaña a la dama. 

Los personajes que aparecen realizan distintas acciones como el tejido de una corona de flores, toca un órgano portátil, remitiéndose a escenas cortesanas propias de la Baja Edad Media. Otros elementos que aparecen son los estandartes y los escudos compuestos por una cinta azul, con tres medias lunas plateadas, que son portadas generalmente por el león y el unicornio. Estos signos de identidad y marcas de posesión se remiten a la familia Le Viste. Además, se repite la luna en cuarto creciente, inspiración directa por la fascinación de Oriente, unido al contexto de la figura de la leyenda del príncipe Zizim, hijo de Mahoma II y hermano de Bajaset que fue hecho prisionero en la Creuse. 


ANÁLISIS ICONOGRÁFICO

La disposición que encontramos en la secuencia es la siguiente: la aproximación o comienzo del juego amoroso (Franqueza, el Gusto), la cortesía (Alegría, el Oído), la seducción amorosa (Ociosa, la Vista), la belleza (el Olfato), la conquista del ser amado (Riqueza, el Tacto) y la manifestación del deseo (Generosidad, el Deseo). Si consideramos el significado de esta colección, simbolizan las etapas de la conquista amorosa protagonizada por una dama cuya última aspiración es el matrimonio.

En primer lugar, la escena de la Aproximación o Comienzo del juego amoroso, es decir, el Gusto, la dama da alimento a un loro de hermoso plumaje que se ha agarrado a su dedo. Sobre la cola del vestido de la dama, se aparece un pequeño perro de compañía que está esperando a ver si alcanza algún dulce. Según Bruel, representa también la Franqueza, porque es quien ayuda al amante a conseguir el único beso de la rosa que va a recibir. 

En cuanto al segundo tapiz, el Oído que es representado por la Alegría, y se muestra al personaje principal ejecutar una pieza musical en un órgano. Los animales figuran con símbolos de la fertilidad. El sentido de la Vista o la seducción amorosa u ociosa, es en el que la dama aparece sentada por vez primera y sin compañía. La posición del unicornio es simbolizada como el caballero que se arrodilla humildemente ante su ama. 

En el ejemplo del Olfato caracterizado por la belleza, abunda la profusión de flores y la han relacionado con la abundancia de claveles blancos y rojos. El tapiz del Tacto 3 hace referencia a la conquista del ser amado, en q leu la dama aparece de pie en actitud victoriosa, y es en este dónde el unicornio ha perdido su parte de majestuosidad y su tamaño es más reducido que en las figuras anteriores. 

En el último ejemplo de la colección, nombrado À mon seul désir, contiene un mayor contenido de iconografía que los anteriores porque aparece la imagen del perro como muestra de fidelidad, mientras que la liebre representa la lujuria, las aves como liberación hacia la trascendencia, y el mono simboliza la conciencia disipada. 

La joven dama se enmarca por una tienda militar, cuyas aberturas son sostenidas por el león y el unicornio al mismo tiempo que una paloma la sobrevuela. En esta, se puede leer una divisa: À mon seul désir, la cual no puede ser entendida como una dedicatoria a una persona desconocida o como la divisa de la familia Le Viste, sino que ilustra el deseo que la dama ha querido provocar en el caballero con el gesto insinuante de alguien que empieza a despojarse de sus prendas para entregarse a su enamorado. Ña desnudez del unicornio indica su entrega a la dama y por lo tanto, la pérdida de su voluntad. Este deseo ha anulado su razón y ahora sólo piensa en gozar de un instante de intimidad de su hermana.


CURIOSIDADES

La misión del tapiz era totalmente ornamental, ya que servía para ser colgado en un muro. Sin embargo, estos sufrirán algunos cambios a lo largo de la historia como en el barroco que llegó a enmarcarse como los cuadros. 

Otra curiosidad, es que los signos de identidad de los elementos heráldicos pertenecen a la familia Le Viste, una familia burguesa adinerada originaria de Lyon, quienes formaron parte de la corte de Luis XI, propietario de este conjunto. 

Si recordamos la divisa mencionada en la tienda militar del último tapiz, es el único sintagma referente textual apoyado en el adjetivo posesivo “mon” indicando pertenencia, la apropiación del sustantivo “désir” que tiene como aceptación el concepto de toma de conciencia de determinadas inclinaciones o propensiones. Por otro lado, algunos autores lo interpretaron como una alusión al “libre albedrío”, ya que la mujer encarnaría la capacidad humana del propio conocimiento que lleva a la sumisión y renuncia de los placeres. Mientras que, para otros debe entenderse como un elemento 4 heráldico de gran tamaño, funcionando como fondo de la escena que se desarrolla en el primer plano.


GALERÍA DE IMÁGENES

Figura 1: Tapiz del Gusto
Figura 2: Tapiz del Oído
Figura 3: Tapiz de la Vista
Figura 4: Tapiz del Olfato
Figura 5: Tapiz del Tacto



BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

BOUDER, Jean-Patrice: La dame á la licorne et ses sources médiévales d´inspiration, Bulletin de la Société Nationale des Antiquaires de France, 1999, 2002. Pp. 61-78. 

BRUEL, M.E.: Les tapisseries de la Dame à la Licorne, une représentation des vertus allégoriques du Roman de la Rose, Gazette des Beaux-Arts, diciembre 2000, p. 215-234. 

CABRERA MARTÍNEZ, L.: La dama del unicornio, Temas de Estética y Arte XX, 2006, pp. 13-28. 

ERLANDE-BRANDENBURG, A.: La Dame à la Licorne. París, 1989. 

GOURLAY, K.E.: La Dame á la Licorne: Reinterpretation, Gazette des BeauxArts, 1997, pp. 47.72 

MAGNAVACCA, S.: El unicornio de Cluny desde el Sero te amavi, Mirabilia, nº 16, pp. 118-133. 

SEBASTIÁN LÓPEZ, S.: Iconografía medieval. 1988. 

Marina Marín

No hay comentarios:

Publicar un comentario