La escuela del maestro Rafael Cordero


COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE LA ESCUELA DEL MAESTRO RAFAEL CORDERO




FICHA TÉCNICA
  • Obra: La escuela del maestro Rafael Cordero
  • Autor: Francisco Oller
  • Cronología: c. 1890
  • Estilo: Realismo Social
  • Técnica: Óleo
  • Soporte: Lienzo
  • Dimensiones: 39 x 62½ (99.1 x 158.8cm)
  • Ubicación actual: Ateneo Puertorriqueño, San Juan, Puerto Rico


CONTEXTO HISTÓRICO

Francisco Oller y Cestero (1833-1917) es uno de los artistas más importantes en la historia del arte puertorriqueño, pues es uno de los mayores exponentes del desarrollo del arte moderno en Europa y el Caribe. Siendo uno de los contribuyentes de movimientos artísticos originados en Francia como el Realismo y el Impresionismo, es el único artista latinoamericano que aportó al desarrollo del Impresionismo. Su formación en el arte comienza desde joven, tomando lecciones de arte en San Juan, luego trasladándose a Madrid en su mayoría de edad, donde estudió entre 1851 y 1853 en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En 1858, se muda a Francia, donde viviría por 7 años. En París, estudió con el artista Gustave Courbet y se asoció con otros artistas destacados en la historia del arte como Camille Pissarro, Claude Monet, Pierre Renoir, Antoine Guillemet, Paul Cézanne, entre otros. En este período de su vida, realizó una de sus obras más célebres, El estudiante, la cual se ha exhibido en el Museo del Louvre y el Museo Metropolitano de Arte.

Oller vuelve a Puerto Rico en 1895 y comienza con la pintura de paisajes, bodegones con frutos caribeños, críticas sociales y retratos de la gente que considera importante para la sociedad puertorriqueña como artistas, intelectuales y trabajadores. Entre sus retratos, se destaca la pintura La escuela del maestro Rafael Cordero.

Rafael Cordero nació en 1790 de padres que fueron esclavos. Fue un maestro puertorriqueño que se considera el padre de la educación pública de Puerto Rico, aunque antes de él, desde el 1802, su hermana Celestina Cordero ya había fundado una escuela para niñas. Aspirando a una educación accesible para todos, Rafael Cordero fundó en 1820 una escuela elemental principalmente para niños negros y mulatos, también permitiendo niños blancos. En ella, les enseñaba lectura, escritura, caligrafía, aritmética y doctrina cristiana gratuitamente, sosteniéndose de su oficio como tabaquero. De esta escuela, emergieron ilustres puertorriqueños como Alejandro Tapia y Rivera, José Julián Acosta, Román Baldorioty de Castro, Manuel Elzaburu, entre otros.

ANÁLISIS FORMAL E ICONOGRÁFICO

En esta pintura, Oller hace homenaje al maestro Rafael Cordero, quien está sentado, en plena clase de escritura, mirando directo al espectador. Para la creación esta obra, se sabe que Cordero no posó para Oller, pues fue realizada después de su muerte. Oller usa de referencia una foto sacada de un periódico.

En el rostro del maestro notamos una mirada quizás cansada del trabajo y en sus brazos, un niño perceptiblemente pobre por su vestimenta aprendiendo a escribir. Detrás de ellos, en las paredes, cuelgan cuadros y decoraciones con temática cristiana, evidente en su iconografía, demostrando su devoción a la doctrina cristiana que también enseñaba en su escuela. A su derecha, Oller incorpora una mesa con los materiales para torcer tabaco, esencial para el reconocimiento de Cordero, pues mantenía sus clases libre de costo gracias a su trabajo como tabaquero.

A la izquierda se aprecia un grupo de alumnos, de los que sobresalen dos figuras en primer plano: un niño blanco que conversa con un niño negro. Sus diferencias físicas y sociales presentan los ideales de Cordero: una educación pública y accesible para niños de todos estratos sociales y colores de piel.

En el fondo apreciamos un pasillo que da a un patio abierto, de donde puede apreciarse un cielo brillante y despejado. Oller se sale de la paleta neutral y cálida del resto de la pintura, haciendo que el cielo sea un elemento que llama la atención al espectador. Este detalle es importante, pues evoca las memorias que escribe Alejandro Tapia y Rivera, un alumno de Cordero y un escritor sumamente importante para la literatura puertorriqueña. En ellas, Tapia recuerda con cariño sus lecciones con Cordero, cuando se pasaba “largos ratos contemplando el risueño sereno azul” del cielo al que llama “el cielo del Maestro Rafael”.

BIBLIOGRAFÍA

80 GRADOS: https://www.80grados.net/maestros-y-milagros/ (Consulta: 23/03/2020)

BROOKLYN MUSEUM: https://www.brooklynmuseum.org/exhibitions/francisco_oller (Consulta: 23/03/2020)

MUSEO DE ARTE DE PUERTO RICO: https://www.mapr.org/en/art/artwork/sugar-mill (Consulta: 23/03/2020)

TAPIA Y RIVERA, Alejandro: Mis Memorias: O, Puerto Rico como lo encontré y como lo dejo. Puerto Rico, 1973.


YOUR DICTIONARY: https://biography.yourdictionary.com/francisco-manuel-oller (Consulta: 23/03/2020)

GALERÍA DE IMÁGENES










Alondra Liz Colón

No hay comentarios:

Publicar un comentario