Baile en el Moulin-Rouge

COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE BAILE EN EL MOULIN-ROUGE






FICHA TÉCNICA

  • Obra: Baile en el Moulin-Rouge
  • Autor: Henri Toulouse-Lautrec
  • Cronología: 1890
  • Estilo: Postimpresionismo
  • Técnica: Óleo sobre tela
  • Dimensiones: 115x150 cm
  • Ubicación: Philadelphia Museum of Art, Philadelphia, EEUU.

ANÁLISIS FORMAL

Toulouse Lautrec, perteneciente a una antigua familia nobiliaria, siempre recibió soporte en su labor artística puesto que potenciaba en él una seguridad de la que carecía debido a su deformidad física. De igual modo, desarrolló un humor característicamente irónico que le ayudaba a llevar su vida diaria.

Por lo que hace a su estilo pictórico, presenta un estilo dibujado recordando a las estampas japonesas, vemos las líneas del perímetro de las figuras, de su cuerpo y ropas, característica que al mismo tiempo nos remite al cartelismo, al que posteriormente se dedicó y elevo al grado de obra de arte. 

Cuanto a las formas, dentro de sus perímetros las desfigura, alcanzando cierta abstracción, poniendo de relieve la gran influencia que recibió de Degas y su obra. Así, confluye un amplio bagaje en su producción con un trazo ágil y colores intensos, que nos conducen hasta otro de sus referentes: Gauguin.

Después de años de formación, abrió su propio estudio en Caulaincourt, fueron unos años en los que se dedicó a representar el mundo del circo y la farándula, pero lo que destaca sin duda del final de siglo XIX es la inauguración del Moulin-Rouge, lugar que Lautrec frecuentaba y representaba, y en el que quedaron muchas de sus obras expuestas. 


ANÁLISIS ICONOGRÁFICO

Un tema novedoso sin duda es el elemento de la mujer pública, quienes hacen su vida profesional y/o amorosa sin miedo a ser juzgadas. La dama del primer plano, sin duda vestida dentro del convencionalismo de la época, se contrapone a la segunda mujer que baila en el centro de la composición, podríamos decir de forma desenfrenada, al margen de los cánones sociales, subiéndose la falda hasta mostrar más de allá de sus gemelos. 

Igualmente destaca el elemento femenino des del punto de vista cromático y lumínico. En primer plano, a la derecha de la composción, la mujer se presenta con un vestido llamativamente rosa; seguida por la mujer que baila libremente de la que destacan sin duda sus medias rojas, las cuales además de llamativas representarían el color del pecado; y finalmente, al fondo de la composición, en la esquina izquierda, aparece otra mujer vestida con una blusa de rojo intenso que conecta con las medias de la segunda mujer. Se crea así una unión de los personajes femeninos mediante la paleta cromática que las viste, a la vez que crea una diagonal con estas tres figuras que cruza toda la composición.

También cabe señalar la figura del hombre del primer plano a la izquierda, que aparece recortado y del cual solo vemos la mitad de su figura, este recurso era un efecto recurrente en la época ya que se muestra así la influencia que tuvo la fotografía. De esta manera le da fugacidad a la composición, captando un momento exacto a lo largo de la fiesta. Otro ejemplo, que refuerza la idea de fugacidad, son las sombras que proyectan los bailarines en la pista de baile, creando una atmosfera donde predomina un movimiento frenético de los personajes, visible gracias a la luz artificial de la sala que se emite des de las lámparas del techo.

Por lo que hace al movimiento de la imagen, podríamos decir que es lo más realista posible dado que las representaciones las captaba directamente del natural, en directo, es decir, que Lautrec formaba parte del espectáculo y consecuentemente el espectador, nosotros, resultamos de igual forma partícipes de el. Ejerce en cierta manera como el reportero de la época.

Con todo, esta obra es un ejemplo de las escenas que Henri Toulouse-Lautrec representaba, el baile en el Moulin-Rouge, el mundo de la bohem, del momento que se consolidó como La Belle Époque. Era capaz de plasmar la alegría de la gente, vemos actitudes desvergonzadas representadas críticamente, vemos la esencia de las personas que, embriagadas, se muestran tal y como son. 

Tal y como el propio artista afirmaba: <<Nada he antepuesto nunca al placer de dibujar>>. Con esta voluntad y su valentía pictórica, creando óleos, litografías, carteles… pasó a la historia como uno de los más importantes exponentes del París de la modernidad y la bohemia. 


BIBLIOGRAFIA

NEGRI, R. Toulouse-Lautrec. Núm. 15. Pinacoteca de los genios. Codex: Buenos Aires. 1964

EMO, A. La Edad Contemporánea. Vol. VII. Enciclopedia universal del Arte. PLAZA&JANES: Barcelona. 1978

ECHEVARRÍA, R. M. TOULOUSE LAUTREC. Núm. 22. Los genios de la pintura. Gran Biblioteca Sarpe: Madrid. 1979

SALVAT, J. Del impresionismo al Simbolismo. Núm. 23. El gran arte en la pintura. Salvat Editores: Barcelona. 1992



GALERÍA DE IMÁGENES 

Detalle de las medias de la bailarina central

Detalle de las sombras de los bailarines


Detalle de la mujer del fondo de la composición



Carmen Comas

No hay comentarios:

Publicar un comentario