Un paseo por el León monumental


LEÓN MONUMENTAL









En esta ocasión nos damos un paseo por el espinazo monumental de la ciudad de León, deteniéndonos en sus hitos más conocidos, por mucho que ya se conozcan nos van a permitir saborear la médula espinal de la ciudad enhebrando, de este modo, un paseo por el León más monumental y deslumbrante. 

León es una ciudad para patear de día, ya que así podrán deslumbrarte los reflejos de los cientos de metros de vidriera de la catedral, para dejarte los ojos en el Panteón de Reyes de la Iglesia de San Isidoro, o para disfrutar de la zona más modernista

Cuando uno visita León puede ver y disfrutar de calles plagadas de historia, templos góticos imponentes, edificios monumentales sorprendentes, palacios que parecen sacados de cuentos, reliquias sagradas escondidas, gentes sencillas y peregrinos del antiguo camino de Santiago. Pero también encontrará callejuelas angostas y llenas de vida en su Barrio Húmedo en el que podrá disfrutar de generosas tapas que seducen al gusto de inmediato.


Una ciudad que fue antiguo núcleo romano, capital del reino medieval y lugar de celebración de las primeras Cortes Parlamentarias que tuvieron lugar en el mundo, en el año 1188, como así lo reconoció la UNESCO en 2013.

Como ya hemos comentado, León tiene origen romano y lo tiene incluso en la etimología de su nombre, que deriva de legión, lo cual nos hace viajar al pasado y más concretamente a la legión romana VII Gémina, un campamento romano que se asentó en lo que hoy día conocemos como León, en el año 74 d.C. Curiosamente su calle ancha sigue casi el mismo trazado que la antigua Vía Principalis romana. 


El León modernista, el León de Gaudí

Para empezar nuestra visita por León elegimos la plaza de Santo Domingo, un punto que une lo moderno con lo antiguo o lo que es lo mismo, punto de unión entre el centro de la ciudad y el casco antiguo. Desde aquí llegas a la plaza de San Marcelo o de las Palomas. El primer edificio que encuentras es la Casa Botines. Uno de los tres que el arquitecto Gaudí construyó fuera de Cataluña, un palacio con aire medieval y numerosas características del neogótico que reforzó con las cuatro torres cilíndricas rematadas con pináculos que instaló en cada una de las esquinas. Al lado se encuentra el palacio renacentista de los Guzmanes, otro edificio histórico de referencia en la ciudad. Fue construido por Rodrigo Gil de Hontañón, que lo realizó sobre un antiguo palacio gótico mudéjar, situado junto a la antigua muralla de la ciudad. Un edificio renacentista con toques platerescos que se inició en 1560 y fue concluido en 1977. De este edificio destaca significativamente su fachada principal del siglo XVI, otra de las partes más significativas es su patio interior, rodeado de una galería con arcadas con hermosas  grandes vidrieras.

Casa Botines
Palacio de los Guzmanes

La calle Ancha de León, acceso al casco antiguo

Continuamos el recorrido por la calle Ancha,  que une la Casa Botines con la plaza de la Catedral. Esta calle recibe su nombre en contraposición a las calles estrechas y angostas del Barrio Húmedo con las que limita a la derecha. Es una de las calles más comerciales de la ciudad, ideal para las compras y el paseo, porque está totalmente peatonalizada. La vista se deleitará mirando los edificios modernistas de finales del siglo XIX que salpican esta calle. 

Calle Ancha

La luz de León, su catedral

La calle Ancha desemboca en la Plaza de la Regla en la que nos encontramos con la impresionante y monumental fachada principal de la Catedral.  Catedral conocida como la  Pulchra Leonina y construida sobre las antiguas termas romanas, es un edificio imprescindible para ver en León, ya que fue el primer edificio considerado monumento nacional en 1844. Es admirada por sus increíbles vidrieras policromadas, 134 ventanales en total junto a 3 grandes rosetones, estando a la altura de catedrales como la de Chartres en París. Sus vidrieras no son las únicas maravillas de la catedral, sino que también podrás deleitarte de la grandeza sonora de su órgano, haciendo de la visita un momento especial y mágico.

Pero, admirar la inmensidad del edificio en su entorno y recorrerlo por los cuatro costados es toda una tentación, ya que elos alrededores de la catedral se pueden contemplar otros edificios imponentes como el de la Orden hospitalaria de Nuestra Señora de ReglaAdemás podrás deleitarte con las vistas de varios frontones de iglesias próximas, las cuales te llevarán al León más renacentista y de tintes italianos.

Catedral de León vista exterior
Vidrieras de la Catedral de León
Orden Hospitalaria de Nuestra Señora de Regla

La colegiata, la capilla Sixtina del románico

Desde la catedral merece la pena ir dando un paseo hasta el barrio Romántico. En este barrio podemos apreciar una gran oferta cultural y gastronómica a partes iguales, ya que aquí se encuentra La Colegiata de San Isidoro. Rodeando la catedral se puede pasear a lo largo de la murallas medievales con sus puertas de acceso hasta casi la plaza de San Isidoro. Son muchas las cosas que tienes que ver en un día en León, pero La Colegiata no puede faltar.

En otros tiempos fue un templo romano dedicado a Mercurio, pasó también a ser un templo dedicado a San Juan Bautista, el cual fue destruido y reconstruido en el siglo XI para albergar la Basílica que acogería los restos mortales del niño mártir San Pelayo, siendo esta arrasada por los musulmanes que invadieron León. Con La Reconquista se construyó la actual Basílica, y hoy en día es el mejor conjunto románico de toda España. Destacar también el Panteón de Reyes de su interior, el cual se ha utilizado para albergar los restos mortales de reyes y reinas que se encontraban dispersos por el Reino de León, encontrando hoy día 33 miembros de la corte leonesa.

Aunque lo que merece una especial atención de esta colegiata son las pinturas y los frescos que podemos vislumbrar en el interior. Seis bóvedas ricamente decoradas con murales que representan escenas agrícolas, bíblicas e históricas. Estas pinturas perfectamente conservadas han recibido el apelativo popular de “la Capilla Sixtina del Románico”.

En la Basílica de San Isidoro se puede visitar el museo, en el que apreciar sus grandiosos tesoros y antigüedades, así como la fabulosa biblioteca de códices, cantorales, pergaminos y ejemplares históricos únicos. Destacar también la gran cantidad de reliquias sagradas que ascienden a 2.500 y que se encuentran custodiadas bajo grandes medidas de seguridad que impiden ser visitadas. Señalar como objeto de una belleza indiscutible, el Cáliz de Doña Urraca, objeto de múltiples controversias, ya que según estudios locales, podría tratarse del legendario Santo Grial.

Colegiata San Isidoro
Panteón de los Reyes
Pinturas colegiata
Cáliz Doña Urraca

El barrio Húmedo: turismo y gastronomía van de la mano

Pasar un día en León y no ir de tapas tiene delito. Si la ciudad es conocida por algo, además de por su catedral y monumentos, es por la costumbre de las tapas gratis con cada consumición, como ocurre en otras ciudades como es el caso de Granada. Para disfrutar de esta costumbre nada mejor que visitar el barrio Húmedo, motivo por el que lo hemos dejado para el final de la ruta. Un barrio en el que destacan el entramado de calles estrechas y medievales que desembocan en la plaza Mayor y la de San Martín, como el centro de la zona de tapeo. Señalar también por su espectacularidad La Plaza del Grano (o de Santa María del Camino) de una belleza inigualable. Si por el contrario lo tuyo no es la gastronomía y prefieres seguir disfrutando de la oferta de turismo cultural puedes realizar la Ruta judía que coincide en su mayor parte con esta parte de la ciudad.


Barrio Húmedo

Fuera de lo monumental: un viaje al centro de la tierra

Si lo tuyo no son las visitas turísticas convencionales, y prefieres salir de los circuitos turísticos al uso, León te ofrece otras alternativas. A 40 km de León, en el corazón de la montaña, encontramos las Cuevas de Valporquero, un laberinto de salas en roca caliza moldeada durante millones de años. Estas cuevas son un regalo de la naturaleza y en ellas podemos disfrutar de galerías y salas de formaciones naturales, cascadas, caminos misteriosos etc… así que si lo tuyo no es lo convencional, este es tu lugar


Cuevas de Valporquero
Recordar al lector, antes de terminar que este paseo o ruta es sólo un aperitivo de lo que podrás encontrar en este fantástico destino y que esta ciudad ofrece muchos secretos al viajero y hay muchas más cosas que visitar en León, como los restos de la muralla romana o el Museo de arte Contemporáneo. Por ello si quieres ayudarnos a completar este post te animamos a que recomiendes en redes sociales más lugares recomendados para ver en León.

No me gustaría terminar sin destacar que León fue la primera ciudad que logró el pasado año el nombramiento por parte de la UNESCO, por su modelo de turismo sostenible, siendo este aspecto un plus más a la hora de visitar esta ciudad.

Alba Ferrer

No hay comentarios:

Publicar un comentario