Autorretrato de Van Gogh con oreja cortada



COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE AUTORRETRATO DE VAN GOGH CON OREJA CORTADA



FICHA TÉCNICA

  • Título: Autorretrato de Van Gogh con oreja cortada
  • Autor: Vincent Van Gogh
  • Cronología: 1888-1889
  • Estilo: Postimpresionismo
  • Material: Óleo sobre lienzo. 60x49 cm
  • Ubicación: Courtauld Gallery. (Londres)


INTRODUCCIÓN

El Postimpresionismo comparte con el impresionismo el rechazo al arte oficial huyendo de los parámetros que marcaba la academia y que tanto se valoraba en las exposiciones. Sin embargo es un movimiento que desarrolla un estilo aún más personal y cada vez más individual entre sus integrantes, llegando a convertirse en una corriente muy influenciable para las vanguardias históricas del siglo XX.


CONTEXTO HISTÓRICO

Vincent Van Gogh es un artista muy popular en nuestros días, no obstante cuando vivía no era tan conocido, y si lo era no sería por buena fama. Nació en Holanda e intentó ser comerciante y predicador antes de ser artista. Durante su carrera, su hermano Theo Van Gogh, fue un pilar de apoyo emocional y sobretodo económico, pues se dedicaba a costear todos sus gastos.

En el año de 1888 Van Gogh estaba en Arlés, y cansado de su soledad invitó Gauguin, gran amigo suyo, a hospedarse en su casa para formar una comunidad artística y vivir la experiencia.


ANÁLISIS ICONOGRÁFICO

Se trata de un autorretrato en el que Van Gogh se representa con un abrigo y un gorro de invierno. Tras él se encuentra una estampa japonesa, un arte que descubrió en París gracias a su hermano que fue marchante. Este tipo de representaciones le gustaban mucho, y posiblemente el artista quiso añadirlo a su autorretrato como símbolo de influencia en el desarrollo de su estilo personal.

Su rostro mutilado transmite tristeza tras una mirada perdida y lamentada.  Van Gogh había entrado en una gravísima crisis nerviosa durante la estancia de Gauguin en Arlés y se cortó el lóbulo de la oreja izquierda (aunque muchos crean que se trataba la oreja entera).

Es interesante observar como en el autorretrato la oreja vendada en realidad es la derecha, y esto es porque se retrató mirándose a un espejo, un recurso muy empleado para este tipo de género.

Existen muchas teorías acerca de la razón por la cual el artista llegó a la locura de automutilarse. La mayoría coincide en una pelea de convivencia que tendría con Gauguin, y algunas fuentes concretan en una discusión por el amor de una prostituta. Sin embargo también se baraja la hipótesis del matrimonio de Theo Van Gogh con su amada. Vincent recibió una carta con la noticia días antes del desastre y pudo ser este el aliciente, la idea de la soledad y perder el estrecho contacto con su hermano que formaría otra familia.


ANÁLISIS FORMAL

Van Gogh trabajaba de manera extraordinariamente rápida. De hecho empezó tarde su carrera como pintor y aun así pintó más de 900 pinturas.

No usaba el color con fines descriptivos como los impresionistas, sino que avanzó hacia un estilo muy personal en el que el color era su medio de expresión emocional junto a una pincelada vibrante llena de energía pero también de miedos.

Al artista no le importaba una correcta representación de la realidad, sino que empleaba las formas y los colores para expresar lo que sentía. Incluso llegaría a exagerar la apariencia de ciertas cosas si esto le convenía por sus fines expresivos.

Esta pintura no sólo expone el estado de pesadumbre de Van Gogh a través de la pincelada y los colores fríos que emplea, sino que al ser un autorretrato se recalca aún más la psicología del artista a través de su expresión facial y su mirada.

También es interesante destacar el uso del delineamiento; producto de la influencia de su amigo Gauguin que se caracterizaba por un estilo primitivista en el que marcaba la línea del contorno de las figuras y los cuerpos.


CONCLUSIÓN

Posterior a esta lesión Van Gogh decidió ingresar de forma voluntaria en el sanatorio de Arlés. Sería un largo año de 1889, en el que padecería continuos brotes psicóticos pero que nunca le impedirían pintar. Al contrario, a veces cuanto más deliraba más pintaba, porque había mucho más que expresar. Su pincelada se hizo más ondulante y comenzó a realizar esas “espirales del cielo” que le harían tan famoso.

Finalmente en 1890 se suicidó durante su estancia en Auvers cuando estaba bajo los cuidados del doctor Gachet.

Es imposible separar la obra de Van Gogh y los problemas psíquicos que sufrió. Porque no sólo existe un estrecho vínculo entre su estilo y la exposición de sus miedos interiores. Sino que esta concepción del arte como expresión de una personalidad por encima de cualquier regla y convención ha tenido importantes consecuencias para la evolución de la pintura moderna en la que Van gogh, de alguna forma, continúa vivo. 


BIBLIOGRAFÍA

WALTHER, Ingo F. y METZGER, Rainer: Van Gogh. La obra completa - pintura. TASHEN

GOMBRICH: La Historia del Arte. Phaidon

Traducción de Mariano MARTÍNEZ: Vincent Van Gogh. Cartas a Theo. 2013. Barcelona

Manuela Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario