La Transfiguración de Rafael y la Oración en el Huerto de El Greco


COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE LA TRANSFIGURACIÓN DE CRISTO





FICHA TÉCNICA


  • Título: La Transfiguración de Cristo.
  • Autor: Rafael Sanzio.
  • Cronología: 1517-1520.
  • Estilo: Renacentista.
  • Técnica: Pintura al óleo.
  •  Soporte: Tabla.
  • Ubicación: Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano.

CONTEXTO HISTÓRICO

La intención de este artículo, aprovechando las cercanas fechas de la Semana Santa, es diferenciar dos escenas que se suelen confundir como es la Transfiguración de Cristo y la Oración en el Huerto. Para ello, acudimos a dos obras y artistas destacados en la Historia del Arte como son Rafael Sanzio y El Greco.

Nos centramos inicialmente en la Transfiguración de Cristo de Rafael Sanzio. Es su última obra, en la que estuvo trabajando hasta su temprana muerte en 1520, con apenas 37 años. Por lo que se considera que la obra fue finalizada por su discípulo, Giulio Romano.

Es un encargo del cardenal Julio de Médicis con destino a Francia (catedral de San Justo de Narbona), pero al fallecer Rafael la obra se quedó retenida en Roma y depositada en San Pietro in Montorio.

La Historia quiso que la obra llegara a Francia tras la invasión francesa. Se llevó a París en 1797, pero finalmente fue devuelta al Vaticano en 1815.

Transfiguración de Cristo de Rafael. Fuente: Dulwich Picture Gallery.

ANÁLISIS DE LA OBRA

El tema es la Transfiguración de Cristo, esta escena se lleva a cabo en el conocido como monte Tabor. Hay que situarse antes de la Pasión de Cristo durante los meses en que Jesús predica por toda Galilea, por lo que no hay que confundir con escenas posteriores en otros montes, como Getsemaní.

Esta confusión suele darse por la presencia de tres de sus apóstoles más cercanos, Juan, Pedro y Santiago. Pero hay diferencias, la principal, en la Transfiguración están despiertos y en la Oración caen dormidos.

¿Qué ocurre en esta escena? Jesús se torna resplandeciente y es por ello que su vestido se vuelve blanco, está en la gloria de Dios. Aparecen los profetas Moisés y Elías como representantes del Antiguo Testamento, los vemos a los lados de Jesús en la pintura de Rafael. Llega una nube y Dios se manifiesta: “Este es mi hijo amado, a él oíd” (Mc, 9:7).

Los apóstoles ante tal presencia se asustan. Una vez hecho el silencio, todo vuelve a la normalidad y Jesús retorna a su estado natural. En la parte inferior, Rafael reproduce otras escenas independientes, como la de los apóstoles intentando liberar a un niño poseído por el demonio. No será Jesús hasta después de la Transfiguración quien consiga curar a ese endemoniado.

Misterio fundamental en el que Jesús se hace ver verdaderamente como el Hijo de Dios, al que tienen que seguir por mandato divino. Pero que ante todo es hombre y es por ello que sólo en esta escena y en la Eucaristía en las que se viste de blanco, ya que es el único momento, hasta su Resurrección, en que está en comunión con su Padre en la Tierra.


COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE LA ORACIÓN EN EL HUERTO


FICHA TÉCNICA

  • Título: La Oración en el Huerto.
  •  Autor: El Greco.
  • Cronología: 1597-1607.
  • Estilo: Manierismo.
  • Técnica: Pintura al óleo.
  • Soporte: Lienzo.
  • Ubicación: Iglesia de Santa María la Mayor, Andújar (Jaén).

CONTEXTO HISTÓRICO

El Greco realizó varias obras con la temática de la Oración en el Huerto, siendo la de Andújar una de sus obras más destacables. Una de las interpretaciones de esta escena está en la National Gallery de Londres (1590).

El cuadro estuvo durante muchos años en la iglesia de Santa María la Mayor de Andújar, pero fue enviado en 1936 al Museo del Prado para restaurarlo. Este traslado fue el que permitió que hoy día todavía lo podamos disfrutar, ya que meses después en la Guerra Civil el retablo en el que se encontraba se quemó y hubiera sido pasto de las llamas.

En los últimos años se ha podido disfrutar esta obra en Madrid y Toledo. Estuvo en el Museo del Prado en el año 2014 por la exposición “El Greco y la pintura moderna” y hasta este mes de marzo ha estado en el Museo del Greco de Toledo.

El pintor cretense es capaz de plasmar la herencia de Mategna, Tiziano o Tintoretto y de mostrar una clara influencia bizantina.

La Oración en el Huerto de El Greco

ANÁLISIS DE LA OBRA

Como hemos planteado desde un inicio, vamos a comparar dos escenas. Ahora hablaremos de la Oración en el Huerto a través de la obra de El Greco.

Destaca de la obra de El Greco que el formato es vertical. Decidió dividir la escena en dos, una superior en la que está Cristo con el ángel confortador, mientras que en la inferior los apóstoles Juan, Pedro y Santiago caen dormidos mientras oraban. Al fondo, aparecen con antorchas Judas y los fariseos. Un aviso de lo que está por venir, la escena del Beso de Judas y el Prendimiento que se llevarán a cabo también en el monte de Getsemaní.

Este misterio sucede durante la Pasión de Cristo. Tras instituir la Eucaristía y advertir que uno de sus discípulos le iba a traicionar, Jesús se retira al huerto de los Olivos del monte de Getsemaní. Las dos primeras diferencias con respecto a la escena de la Transfiguración, es una escena pasionista y es en un monte distinto.

Además, los discípulos que le acompañan cuando se retira a orar sí son Juan, Pedro y Santiago, aunque el resto estaban también en Getsemaní. En cambio, en esta ocasión, caen dormidos y no presencian la escena en que Jesús le pide a su Padre “si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Lc, 22:42). Entones un ángel (que no Dios) se manifiesta ante Cristo, “Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle” (Lc, 22:43).

Quiere decir esto, que como en la obra de El Greco, Jesús no puede ser representado de blanco en la Oración en el Huerto. Teológicamente no tiene sentido que Jesús aparezca de blanco ya que entonces sería Jesús divino, que no Jesús hombre el que es detenido justo después cuando Judas le besa y le entrega. El propio Cristo lo dice en los evangelios, que tiene esa capacidad, pero que no la va a utilizar y se deja prender:

“¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre y que Él no me daría más de doce legiones de ángeles?” (Mt, 26:53).

No lo hizo porque se tenían que cumplir las escrituras y eso queda reflejado en la iconografía que como se manifiesta en dos obras destacables de la Historia del Arte como son la Transfiguración de Rafael y la Oración en el Huerto de El Greco.

GALERÍA DE IMÁGENES

Al fondo, Judas y los fariseos. Fuente: Álvaro Iglesias Galán.

Escena superior, Jesús con el ángel. Fuente: Álvaro Iglesias Galán.

Escena inferior, Juan, Pedro y Santiago dormidos. Fuente: Álvaro Iglesias Galán.

BIBLIOGRAFÍA

ÁLVAREZ LOPERA, José: El Greco. Madrid. 2005.
JUAN PABLO II: La fe según san Juan de la Cruz. Madrid. 1997.
JUAN XXIII: Rubricas del Breviario y del Misal RomanoRubricarum Instructum. 1960.
VASARI, Giorgio: Vida de Rafael. Madrid. 2012.
VIÑUALES, Jesús: “La Transfiguración de Rafael. Un mito plástico”. Espacio, Tiempo y Forma, Serie VII, Hª del Arte, t. 13, 2000, pp. 51-83.

No hay comentarios:

Publicar un comentario