BLUB: El arte sabe nadar








Si viajas a Florencia y prestas un poco de atención a las calles te encontrarás con las imágenes de Blub, un artista anónimo florentino que se dedica a decorar las cajas de agua y gas de cualquier calle.

El trabajo de Blub se compone de una serie llamada L’arte sa nuotare cuya traducción quiere decir “el arte sabe nadar”, es por ello por lo que podremos ver las obras en tonos azulados generalmente con gafas de bucear. Realmente estas imágenes consisten en una reinterpretación de iconos míticos culturales con una característica común, todos ellos están buceando.


Su primera aparición fue en Cadaqués (Cataluña), por petición de unos amigos del artista. Quería dejar algo que les recordara a él y al ver a un hombre saliendo del agua con las gafas de bucear vislumbró el contraste con su entorno. En ese momento comenzó todo, decidió pintar a Dalí con las gafas de buceo. Posteriormente realizó alguna obra para las calles de Roma pero gran detonante fue Florencia, su ciudad de origen.


Su arte estalló la noche del 5 de noviembre de 2013 cuando en el barrio de Oltarno comenzaron a aparecer figuras como la Dama de Armiño o la Mona Lisa bajo las gafas de buceo. Esto fue el comienzo de una gran serie que acabará expandiéndose comenzando por las ciudades italianas cercanas y acabando a nivel europeo.

Al comienzo hubo una especie de incertidumbre interpretativa hasta que el artista se pronunció facilitando la intención de sus obras: Es un momento histórico y político de profunda crisis, dicen, ¿entonces podríamos decir que estamos con el agua en la garganta?”.

La intención del artista es abrir los ojos del visitante que vaga por la ciudad de Florencia para mostrarle los estragos de la crisis personal de cualquiera en la que todos nos sentimos ahogados. La idea parte de la experiencia del mismo artista en un momento de bloqueo en el que consigue reunir toda la fuerza de voluntad necesaria como para seguir adelante, es decir, conseguir esas gafas de buceo para continuar.


La serie también tiene una función divulgativa, es decir, en una ciudad considerada “la cuna del arte” como es Florencia, busca sacar las obras de arte encerradas en los museos a la calle. Del mismo modo, busca erradicar la idea concebida durante mucho tiempo del arte urbano como germen de la ciudad permitiéndonos disfrutar de estas.


WEBGRAFÍA


Mireya Usó

No hay comentarios:

Publicar un comentario