Van Gogh Alive. The Experience en Sevilla


Van Gogh Alive. The Experience en Sevilla. Una nueva forma de disfrutar el arte.



Sala de proyección de la exposición

La normalidad es un camino pavimentado: es cómodo caminar, pero no crecen flores”

Vincent Van Gogh



El loco del pelo rojo. Breve apunte biográfico.

Autorretrato de Van Gogh

Vincent Van Gogh (1853-1890) es uno de los iconos más importantes de la Historia del Arte. Pese a su breve actividad creadora (apenas una década) es uno de los artistas más prolíficos, creando casi mil pinturas a través de un estilo personal que expresaba su intenso mundo interior a través de un colorido muy vivo y pinceladas cargadas de fuerza y movimiento.


Tanto su vida como su obra están marcadas por su inestabilidad personal, económica y psíquica. Si hay algo que relacionamos inevitablemente con Van Gogh es su locura, pero recientemente se han realizado estudios que apuntan a que sus problemas mentales no son debidos a la “locura” como tradicionalmente se interpreta, sino a un conjunto de situaciones y enfermedades: la demencia que padecía se debía una psicosis epileptoide hereditaria agravada por su alcoholismo, una posible sífilis y desnutrición, entre otros factores. Por esto, Vincent no estaba loco, estaba enfermo.


A este panorama mental, se une su inestabilidad económica y su personalidad taciturna y solitaria, pero siempre contó con el apoyo incondicional de su hermano menor Theo, quien le ayudaba económicamente y le daba apoyo moral como podemos ver en las numerosas cartas que ambos hermanos se escribieron.


Cartas a Theo


Vincent nos dejó a finales de julio de 1890, a los 37 años, cuando, sobrepasado por todo lo que le rodeaba y tras pasar una temporada en una casa de reposo mental, se dirigió a un campo de trigo en Auver-sur-Oise (donde residía) y se suicidó pegándose un tiro, aunque nuevas hipótesis apuntan a que fue asesinado, basándose en las heridas encontradas en el cuerpo del artista.


Centro de salud mental en Arlés

El arte está vivo. Van Gogh Alive.


Entrar en esta exposición es entrar en la mente del artista neerlandés. Antes de acceder, tenemos que dejar a un lado la idea de las típicas exposiciones decimonónicas donde se exhiben las obras y se contemplan en silencio.

Habitación de Van Gogh en Arlés



Lo primero que encontramos al acceder es una reproducción a tamaño real de “La habitación de Van Gogh en Arlés”. Tras esto, se accede a la exposición donde , a través de paneles con réplicas de su obras más celebres podemos ver la evolución pictórica y personal del artista, acompañado de laminas que ocupan las paredes con “La Noche estrellada”, un jarrón con “Los Girasoles” y un vestido de flamenca inspirado también en su célebre “La Noche estrellada”.

Traje de flamenca de la "Noche estrellada"
Traje de flamenca de la "Noche estrellada"

Lámina de la Noche Estrellada


Dos salas invitan al visitante a dejar volar su imaginación y su espíritu creativo en paredes cubiertas de pizarra y en caballetes donde, a través de un video, puedes aprender a dibujar como Van Gogh.


Sala de los caballetes


Para finalizar, una última sala a oscuras y llena de pantallas gigantescas invitan al visitante a contemplar, tumbados en puff, colchonetas y bancos, un video que recorre la trayectoria vital y pictórica del artista a través de sus obras, las cartas a su hermano Theo y las diferentes vivencias. Todo acompañado con citas de Vincent y por música clásica que enfatiza a un más el mundo atribulado tan propio del neerlandés.



 

 

 

 

 


El Pabellón de la Navegación ha acogido esta vivencia única en Sevilla, tras haber recorrido más de 36 ciudades (Berlín, Roma, Moscú, Pekín, Bogotá, Tel Aviv o Lisboa entre otras). Las obras de arte han cobrado vida gracias a la tecnología SENSORY4TM creada por la empresa Grande Exhibitions, que combina la fascinación por la figura del genio, el entretenimiento y el carácter didáctico.


 
Disfrutar el arte lejos de la manera tradicional: de las películas a la tecnología 3D.


Desde la creación de los museos, el arte se podía disfrutar en grandes salas llenas de obras, de manera silenciosa y sólo como meros espectadores, muchas veces dirigidas a un público reducido y especializado que si no está versado en la temática pasa por ella sin pena ni gloria. Con la aparición del cine, el Arte y la Historia llegaron al gran público, despertando interés por grandes figuras que antes sólo aparecían en libros y museos.



Hollywood consiguió captar la esencia de Van Gogh en la archiconocida película “El loco del pelo rojo”, película de 1956 dirigida por Vincent Minnelli y protagonizada por Kirk Douglas cono Van Gogh y Anthony Queen como Gauguin. El director retrata la vida y obra del genio y su viaje hacia la locura que lo llevó al suicido a los 37 años.

Aquí podéis ver el tráiler de la película:



Cartel "El loco del pelo rojo"

Van Gogh y Gauguin (Kirk Douglas y Anthony Queen)
Kirk Douglas como Van Gogh

Más allá del cine tradicional, encontramos una autentica obra de arte creada en 2017: “Loving Vincent” una película biográfica animada sobre la vida y muerte del artista, centrándose en las nuevas hipótesis del asesinato en lugar del suicidio. El hijo del cartero de Roulin visita a quienes conocieron a Van Gogh para entregar una última y póstuma carta del artista, apareciendo todos los personajes del universo vangoghiano. Lo que hace único a este filme es la manera de realizarlo. Primero se rodó con personas reales y después se pasó cada fotograma a óleo siguiendo la técnica del genio, contando con más de 65.000 fotogramas-pinturas realizadas por 125 pintores.

Aquí os dejamos el tráiler de la película:



Cartel "Loving Vicent"
Fotograma "Loving Vicent"
Fotograma "Loving Vicent"
Proceso de creación de escenas


Actualmente, gracias a las nuevas tecnologías, disponemos de diversas posibilidades de ver museos y exposiciones, incluso sin movernos de casa. Un buen ejemplo es la web del Museo Reina Sofía, en la que se pueden recorrer las salas de la pinacoteca desde la comodidad del sofá.


Otra forma de disfrutar de la visita es usando dispositivos como tablets, gafas de realidad virtual o imágenes 3D, sustituyendo al tradicional audioguía y que permite al visitante interactuar más con las obras, como podemos hacer en el Museo Arqueológico Nacional.


Tablet del Museo Arqueológico Nacional de Madrid

Visita virtual


También las apps móviles y los códigos QR permiten al visitante acceder a datos que no están normalmente disponibles para el gran público.


Aunque las nuevas tecnologías están inundando todos los aspectos de la sociedad, haciéndonos la vida más fácil y teniendo mayor acceso a la información, no se puede perder el encanto de visitar museos o salas de exposiciones y disfrutar del arte de la manera tradicional.



Como tomamos el tren para ir a Tarascón o Roven, así tomamos la muerte para alcanzar una estrella”

Vincent Van Gogh


BIBLIOGRAFÍA


MARTÍNEZ BUENAGA, Ignacio; MARTÍNEZ PRADES José Antonio; MARTÍNEZ VERÓN Jesús, Historia del Arte. Paterna (Valencia) 1998. Editorial ECIR


VV.AA.: Enciclopedia Arte al Detalle. Tomo siglo XIX (segunda parte). Circulo de Lectores. Editorial Dorling Kindersley, 2009.


VV.AA.: Grandes maestros de la pintura: Van Gogh. Editorial Sol90. Barcelona 2006.




WEBGRAFÍA


ABC SEVILLA




EL CONFIDENCIAL




EUROPA PRESS




FILM AFFINITY




MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA




REVISTA MUY INTERESANTE




VAN GOGH ALIVE

https://vangogh.es


Miriam Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario