Exposición 'William Morris y el movimiento Arts and Crafts en Gran Bretaña'

ASÍ ES LA EXPOSICIÓN DEL MUSEO NACIONAL DE ARTE DE CATALUÑA








Desde el 22 de febrero y hasta el 21 de mayo, tiene lugar en el MNAC, Barcelona, una exposición sobre William Morris, uno de los artistas que más ha aportado al diseño de interiores, y que tuvo una estrecha relación con el prerrafaelismo. Previamente esta exposición ha estado en la Fundación March en Madrid.

 Retrato de William Morris” (G.F. Watts, 1870)
La exposición se divide en salas que se corresponden con aspectos concretos de su vida y obra. En la primera sala encontramos, a modo de introducción, varios libros originales de John Ruskin, importante crítico de arte que se movía en los mismos círculos sociales que Morris, así como tres retratos que ilustran una historia: los retratados son William Morris, su amigo Dante Gabriel Rossetti y Jane Burden, con la que se casó nuestro protagonista. Esto nos muestra una faceta muy personal de Morris, pues hace referencia a la relación extramatrimonial que mantenía su mujer con su amigo y colega de oficio, de la que él era consciente pero que le hacía debatirse entre una actitud deliberadamente permisiva y un dolor inmenso.


                                          
Dante Gabriel Rossetti tiene una fuerte presencia en esta exposición, bien con algunas obras completamente suyas como “La estancia azul” o bien con colaboraciones en obras de la empresa Morris and Co. Rossetti incitó a Morris a ser pintor, de ahí la estrecha relación de Morris con la Hermandad Prerrafaelita, pero al poco tiempo abandonó este oficio por el diseño de patrones para telas y papel de pared, así como de azulejos e incluso vidrieras.


Pero esta corta carrera de pintor no fue en vano, pues le valió para conocer a artistas prerrafaelitas que colaborarían con él a nivel profesional. Esto se ve claramente en la siguiente sala, que es una representación de la Red House que construyeron y decoraron entre Philip Webb, Rossetti, Edward Burne-Jones, Ford Madox y el propio William Morris como regalo para su mujer, Jane. La Red House fue la primera obra que surge de la colaboración de la compañía fundada por Morris. Es concebida siguiendo el espíritu de Morris y de los propios prerrafaelitas: el preciosismo del detalle, la belleza en los objetos útiles, la decoración con relación a la naturaleza y la elaboración artesanal.


La siguiente sala, que es el núcleo de la exposición, nos muestra el fruto de esta colaboración, las producciones de la Morris and Co. Aquí podemos observar algunos de los diseños que más éxito tuvieron, como el denominado “Cray” de 1884, pero también diseños de azulejos, libros con diseño de letras hechos por la compañía e incluso tapices de gran escala.


Destaca de este último grupo la obra “La conquista: Sir Galahad, Sir Bors y Sir Percival encuentran el Santo Grial”, que trata un tema artúrico, aspecto recurrente en la obras prerrafaelitas. Este tapiz es obra de William Morris, John H. Dearle y Edward Burne-Jones para la Morris and Co. [Nos muestra a los tres caballeros de la Tabla Redonda en el momento del hallazgo del Santo Grial. Son guiados por ángeles, que aguardan con el místico objeto dentro de una especie de capilla en medio del bosque. Estos ángeles son diseño de Burne-Jones y fácilmente podemos relacionarlos con otros ángeles del autor en obras como “Ángel con un arpa” o “Adoración de los magos”. Es muy significativo el Cristo que está representado en el propio Grial, enmarcado por las letras griegas Alpha y Omega, así como el preciosismo de la flora del bosque.]





Volviendo al tema de los tapices y papeles de pared, es interesante acudir a las visitas guiadas que se realizan los sábados a las 11h en castellano y a las 12.30h en catalán, pues un guía explica el complicado proceso de creación de estos diseños, que utiliza en cada uno de ellos un patrón que se superpone a otro, y en algunos casos se llega a utilizar hasta cuatro patrones distintos. Podemos encontrar los diseños en madera con las formas escogidas que usaban para tintar los papeles y tapices, siendo el proceso muy similar al uso de un sello: con un negativo en madera, se sumerge en la tinta escogida y se plasma en el papel o tapiz, de tal manera que queda la impronta del diseño. Este proceso se repetía en un mismo papel con diferentes plantillas de madera hasta conseguir la obra final. 


La siguiente sala es sobre el carácter socialista y el compromiso político de Morris. William era un personaje polifacético, y sus inquietudes abarcaban desde la arquitectura y la artesanía hasta la poesía y la política. En un contexto histórico en el que el progreso industrial conllevaba el abuso contra los trabajadores, surgen asociaciones para proteger los derechos del trabajador y toma fuerza la política socialista, en la que vemos reflejada la ideología de Morris. Se comprometió con este movimiento político realizando ilustraciones para folletos propagandísticos y declarándose abiertamente socialista.


El recorrido acaba con las influencias de Morris en la posteridad, con muestras de obras que de alguna manera han bebido del espíritu de Morris, de la idea de hacer de algo útil algo bello de tal manera que cada vivienda sea un espacio hermoso y digno de admirar. De esta sala impresiona particularmente la ventana realizada por Frank Lloyd Wright.

Si tenéis la oportunidad de acudir al Museo Nacional de Arte de Cataluña, no dudéis en ir, pues no sólo tendréis la posibilidad de aprender sobre una figura tan relevante como William Morris, sino también de contemplar obras que vienen desde museos británicos y colecciones privadas, algo no muy corriente en nuestro país.


BIBLIOGRAFÍA/WEBGRAFÍA


Celia Ramiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario