Mujeres artistas

CINCO GRANDES MUJERES EN LA HISTORIA DEL ARTE


REPASAMOS LA TRAYECTORIA DE LAS ARTISTAS MÁS IMPORTANTES DESDE EL SIGLO XVI HASTA EL SIGLO XX








La mujer en la historia del arte. Ese tema que siempre ha estado en un segundo plano tanto en lo artístico como en lo historiográfico. Nunca lograremos hacer justicia con todas las mujeres que tuvieron que luchar contra viento y marea para que su obra fuera reconocida en un mundo en el que nacer con talento artístico no era garantía de éxito si no nacías hombre.

Aún así, me he tomado la libertad de elegir de entre todas ellas a cinco, de diferentes épocas y con diferentes causas, que emergieron con muchísimas dificultades y que hoy sí, gozan de la fama y el reconocimiento que la mayoría, en su día, no tuvieron.

Va por ellas.

SOFONISBA ANGUISSOLA (h. 1530-1626)

Autorretrato con caballete, Sofonisba Anguissola (1556).
Nacida en una familia acomodada, esta artista italiana se formó en los talleres de Bernardo Campi y Bernardino Gatti, completando su aprendizaje nada más y nada menos que con Miguel Ángel. Su condición de mujer le privó, por ejemplo, de participar en los estudios del natural (desnudos), algo que no afectó para nada a su obra que se compone fundamentalmente de retratos.

Felipe II, Sofonisba Anguissola (1573).

Sofonisba Anguissola, Anton Van Dyck (1624).
Pasó por España tras ser invitada a la corte por Felipe II, en el año 1559. De esta etapa se le atribuye un retrato al monarca que tradicionalmente se había vinculado con la figura de Juan Pantoja de la Cruz.



Ya en los últimos años de su vida tenemos constancia de que fue visitada por Anton Van Dyck, en 1624, llegando incluso a retratarla en su cuaderno de viaje junto con una anotación de la edad que tenía en aquel momento: 96 años. 

ARTEMISIA GENTILESCHI (1593-1652/53)

Autorretrato como alegoría de la pintura, Artemisia Gentileschi (h. 1638).

Judith decapitando a Holofernes, Artemisia Gentileschi (1613).
Seguramente la primera gran artista feminista. Hija del pintor Orazio Gentileschi, se cría y educa artísticamente en la Roma del naturalismo y el tenebrismo de Caravaggio. A pesar de su indudable calidad artística es por un episodio de su vida personal, acaecido en 1612, por lo que más se la recuerda: su juicio por violación contra el también pintor Agostino Tassi. La artista italiana se dejó incluso torturar por el tribunal para demostrar que decía la verdad, como finalmente quedó patente. 

Con este cruel pasaje de su trayectoria vital se ha querido vincular siempre su gran obra maestra: Judith decapitando a Holofernes, en donde muchos quieren ver en la figura de Judith un autorretrato de la propia Artemisia, y en la de Holofernes un retrato de Tassi.

LUISA ROLDÁN (1652-1706)

Luisa Roldán "la Roldana".

Hija de uno de los mejores escultores de la Sevilla del XVII, Pedro Roldán, del que no solo heredó su talento artístico sino también su seudónimo, pues fue conocida como "la Roldana". Se casó con un alumno del taller de su padre, Luis Antonio de los Arcos, pese a no contar con el consentimiento del mismo.
Primeros pasos de Jesús, Luisa Roldán (1692-1706).

Se conoce buena parte de su obra, de un barroco exquisito sobre todo en los años finales de su carrera, pero gran cantidad de sus trabajos quedan ocultos bajo la firma de su marido e, incluso, del taller de Pedro Roldán.


Su valía artística le sirvió incluso para, al final de su vida, ser escultora de cámara de dos reyes: Carlos II y Felipe V. Desgraciadamente, ni siquiera tan altos cargos le salvaron de la ruina económica en la que se declaró tan solo unos días antes de morir.

ANGELICA KAUFFMANN (1741-1807)

Autorretrato, Angelica Kauffmann (1784).

Hija de un pintor modesto, al que acabaría superando con creces. Fue una erudita en el más amplio sentido de la palabra, con grandes conocimientos no solo en la actividad pictórica sino también en música e idiomas, todo derivado de su gran pasión por la lectura.
Retrato de Johann Joachim Winckelmann, Angelica Kauffmann (1764).

Solventó el veto a las mujeres en los estudios al natural con la contemplación de la estatuaria clásica. Trabajó la pintura de historia y el retrato, recibiendo encargos de las más importantes cortes de Europa en esta última disciplina.

Winckelmann halagó su capacidad artística y precisamente una de las obras más conocidas de la pintora suiza es un retrato del que está considerado como el padre de la Historia del arte.

FRIDA KAHLO (1907-1954)

Frida Kahlo.

Seguramente la artista más popular de la historia, con una vida que ha sido incluso llevada al cine. Su pintura ha estado ligada tradicionalmente al surrealismo, algo que ella siempre rechazó, pues sus lienzos eran fruto de sus experiencias vitales, no de sus sueños.

Las dos Fridas, Frida Kahlo (1639).

Y es que resulta imposible entender la obra de la pintora mexicana sin analizar previamente su vida: el accidente de 1925 que la torturaría hasta su muerte, su matrimonio y relación amor-odio (infidelidades incluidas) con el afamado Diego Rivera, sus inclinaciones políticas... Cuestiones que fueron moldeando su personalidad y que la convirtieron no solo en una de las grandes artistas del siglo XX, sino también en un auténtico símbolo del feminismo.





BIBLIOGRAFÍA/WEBGRAFÍA

ROLDÁN SALGUEIRO, Manuel Jesús: Eso no estaba en mi libro de Historia del Arte. Sevilla, 2017.

GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel y RODA PEÑA, José: Imaginería procesional de la Semana Santa de Sevilla. Sevilla, 1992.

https://www.museodelprado.es/aprende/enciclopedia/voz/anguissola-sofonisba/949e390c-13b0-429d-99c9-2b98f2e89a32

https://www.museothyssen.org/coleccion/artistas/kauffmann-angelica

Jesús Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario