Adoración de los Reyes Magos


FICHA TÉCNICA

· Título: Adoración de los Reyes Magos.
·Autor: Gentile da Fabriano.
· Cronología: 1421-1423.  
· Estilo: Gótico internacional.
· Técnica: Temple.
· Soporte: Madera.
· Materiales: Pigmentos, grasa animal/huevo, madera, pan de oro.
· Medidas: 303 x 282 cm.
· Ubicación original: Iglesia de la Santa Trinidad, Florencia.
· Ubicación actual: Galería Uffizi, Florencia.







CONTEXTO HISTÓRICO. Una rivalidad histórica. 

El panorama político y cultural de Florencia durante la primera mitad del siglo XV, estuvo dominado por la marcada y controvertida rivalidad de las familias más influyentes de la ciudad. La situación económica de la República florentina no se encontraba en su mejor momento, debido a las continuas guerras con los estados fronterizos. En la década de 1420, Florencia, se vio obligada a declararle la guerra al Ducado de Milán, ya que, el ejército lombardo había aprovechado el conflicto que mantenía con la República de Génova para invadir algunos pueblos toscanos fronterizos. Gracias al apoyo de la República de Venecia, Florencia consiguió salir victoriosa de la guerra, sin embargo, las deudas del estado eran muy acusadas, dejando a la ciudad en una situación cercana a la bancarrota.

En este panorama convulso, las pugnas por el poder político y la supremacía del plano económico condicionaban los aspectos rutinarios del día a día, por lo que no fue extraño que las familias más acaudaladas aprovecharan esta situación para promocionarse, a través del mecenazgo o patrocinio de las artes, levantando suntuosos palacios o sufragando ricas capillas en su nombre en las iglesias más importantes de la ciudad, como muestra de su poder y ambición. Estas actuaciones calaban satisfactoriamente en la conciencia general de los ciudadanos, que veían surgir el esplendor de determinadas familias en un periodo de crisis, asegurándose la adhesión popular para la materialización de sus propias aspiraciones.

En consecuencia, las grandes beneficiadas de la época fueron las familias que se dedicaban a la banca y al préstamo de dinero, surgiendo la rivalidad histórica entre la dinastía Medici, encabezada por Cosme el viejo, y la dinastía Strozzi, dirigida por Palla Strozzi. Ambos vieron el momento idóneo para aspirar al poder del gobierno de la República, por lo que, de forma inevitable, sus intereses chocaron frontalmente. Este enfrentamiento se resolvió en pequeños periodos de exilio – obligados o voluntarios – de una u otra familia, aunque, a grandes rasgos, los triunfadores históricos fueron los Medici.

El retablo de la Adoración de los Reyes Magos, fue un encargo de Palla Strozzi en 1423, cuya función era la de presidir la capilla familiar de la iglesia de la Santa Trinidad. Durante esta década los Strozzi tuvieron bastante éxito político, en parte gracias a la alianza con la familia Albizzi. Su férrea oposición al gobierno Medici dio sus mejores frutos en 1433, cuando consiguieron que Cosme de Medici, acusado de malversación, fuese mandado al exilio durante diez años. Sin embargo, la alegría para los Strozzi duró poco, ya que, tan solo un año después Cosme el viejo, regresó de su breve exilio en Venecia al conseguir la anulación de la condena, recuperando el poder florentino y forzando el exilio de Palla Strozzi, que terminaría muriendo en Padua.

ANÁLISIS FORMAL. Entre el tardogótico y el renacimiento.

            La Adoración de los Reyes Magos, obra de Gentile da Fabrino entre 1421 y 1423, es una pintura clave para la Historia del Arte, pues nos habla de una época de cambio en cuanto a la sensibilidad artística. Durante las primeras décadas del siglo XV, convivieron en los principales focos artísticos italianos los seguidores del incipiente estilo renacentista frente a los que se aferraban a los tradicionales gustos góticos. Mientras que en la iglesia florentina de la Santa Trinidad se presentaba la Adoración de los Reyes Magos, en un estilo tardogótico o gótico internacional, en la iglesia del Carmine, de la misma ciudad, se inaugura la Capilla Brancacci, obra de Masaccio, en la que se apostaba por el nuevo estilo renacentista.

Gentile da Fabrino, fue un artista itinerante que no se afincó en ninguna ciudad determinada. Solía viajar por los principales focos comerciales en busca de nuevos clientes. Seguramente, fuese natural de la localidad de Fabriano, perteneciente a la actual región de Umbría. Sus numerosos viajes le sirvieron para conocer de primera mano las principales obras del norte italiano, que por entonces seguía siendo un gran bastión del gótico internacional. Sus pinturas destacan por un marcado realismo y el apego a la realidad. 

La escena principal de la Adoración de los Reyes Magos se enmarca en un retablo de tres arcos de medio punto, lo que nos evoca a la costumbre gótica de presentar las obras mediante trípticos, sin embargo, en esta pintura vemos que la escena no queda partida físicamente en tres zonas diferenciadas sino que los arcos quedan en el aire permitiendo que se desarrolle la escena de forma unitaria y coherente. Aun así, resuelta fácil diferenciar tres zonas, condicionadas por los arcos superiores. La parte izquierda se utiliza para representar a la Sagrada Familia, la central para los Reyes Magos y la derecha para el séquito de estos. Tras la escena principal, en segundo plano, podemos apreciar el séquito de los Magos dirigiéndose al castillo de Herodes. Completa el conjunto tres pequeñas pinturas situadas en el banco de la zona inferior que amplían el discurso narrativo de la Natividad. Las escenas representadas son el Nacimiento de Jesús, la Huida a Egipto y la Presentación en el templo, siendo esta última una copia del original.

Contrasta la sobriedad de los ropajes de la Sagrada Familia con los ricos atuendos brocados de los Reyes Magos, a los cuales solo es posible diferenciarlos por la edad, ya que por estas fechas todavía no se identificaban con sus características señas raciales actuales. Algunos objetos aparecen resueltos con la técnica del esgrafiado, dinamizando las tonalidades de la escena. Asimismo, resulta llamativo que la superficie plana de la pintura se vea interrumpida por algunos relieves, como las coronas de dos de los Reyes Magos o el collar de un perro, que se han resuelto mediante la aplicación de pastiglia, una mezcla de escayola y cola. En el centro de la escena, aparece el comitente del retablo, Palla Strozzi, vistiendo una rica túnica azul con adornos bermellones, acompañado de su hijo Lorenzo que porta un llamativo turbante rojo. El primogénito de la familia Strozzi, fija la mirada en el espectador, es decir, devuelve una penetrante mirada al pueblo florentino, en un gesto tremendamente metafórico.

ANÁLISIS ICONOGRÁFICO. La tradición florentina. 

            A pesar de que, según la tradición cristiana, se produjeron tres epifanías en las que Jesús se dio a conocer en diversas situaciones, la más conocida y extendida es la Epifanía de los Magos de Oriente, celebrada el 6 de enero. A lo largo de la historia ha sido una iconografía controvertida, condicionada por los pocos datos que aparecen en las Sagradas Escrituras, por lo que, a menudo, los artistas se vieron obligados a recurrir a los Evangelios Apócrifos para justificar la escena. La iglesia católica celebra durante esta festividad la llegada de los Magos de Oriente a Belén, donde conocieron, tras un largo viaje y guiados por una estrella itinerante, al verdadero Mesías. Dicho en otras palabras, se recuerda la revelación de Jesucristo, que por primera se manifiesta en la carne, a los paganos.

            La escena elegida por Palla Strozzi no es casual, pues se conoce que durante el siglo XV, en Florencia, existía una importante congregación llamada Compagnia dei Magi, que se caracterizaba por su peculiar devoción por los Magos de Oriente. Son muchas las representaciones de la Epifanía que se encuentran salpicadas en los principales palacios de la ciudad, encargos que hablan de la pertenencia de estas familias a dicha hermandad. Tanto los Medici como los Strozzi fueron grandes impulsores de esta congregación, que cada tres años recreaba el paso de los Reyes Magos por las calles florentinas en su peregrinar a Belén, siendo una de las fiestas más suntuosas de la Toscana.

            Una lectura más podríamos dar a la aparición de los comisionistas en el centro de la tabla. No resulta raro que los mecenas aparezcan retratados en la obra, pues esta era una costumbre extendida en la época, sin embargo, puede resultar algo más peculiar que sea el centro de la composición el lugar elegido para situar sus efigies, desplazando incluso a la Sagrada Familia. Etimológicamente, epifanía significa manifestación, revelación o aparición. En la tradición cristiana es la fiesta en la que Jesús se da a conocer, por lo que no resultaría extraño que Palla Strozzi hubiera aprovechado el pasaje de esta pintura para presentar oficialmente a su hijo Lorenzo ante la comunidad florentina. De este modo, Lorenzo Strozzi mira impasible al espectador, rodeado de toda una vorágine regia, presentándose, quizá, como el Mesías florentino.

BIBLIOGRAFÍA

DEIMLING, Barbara: “La pintura del Renacimiento Temprano en Florencia e Italia central”, en El arte en la Italia del Renacimiento. Colonia, 2005. pp. 238-240.

GARCÍA SANGUINO, Manuel José: La luz en la “Adoración de los Reyes Magos” de Gentile da Fabrino y Tommaso Masaccio, La Natividad: arte, religiosidad y tradiciones populares, 2009. pp. 511-524.

GRAU-DIECKMANN, Patricia: Una iconografía polémica: los Magos de Oriente, Mirabilia, Nº 2, 2002.

RODRÍGUEZ PEINADO, Laura: La Epifanía, Revista digital de iconografía medieval. Vol. 4, Nº 8, 2012. pp. 27-44.


GALERÍA DE IMÁGENES

La Epifanía

Los Magos llegan al Castillo de Herodes

Palla y Lorenzo Strozzi.

José Antonio Castel

No hay comentarios:

Publicar un comentario