Formas únicas de continuidad en el espacio


FICHA TÉCNICA

  • Título de la obra: Formas únicas de continuidad en el espacio
  • Autor: Umberto Boccioni
  • Cronología: 1913
  • Estilo: Futurismo
  • Material: Bronce
  • Ubicación: MoMA, Nueva York





BREVE INTRODUCCIÓN AL FUTURISMO

El futurismo fue un movimiento italiano que tuvo un marcado carácter político desde sus inicios. Nació de la mano de Filippo Tommaso Marinetti y tuvo una prolongación artística de la mano de autores como Carlo Carrà, Gino Severini, Giacomo Balla o el que hoy nos ocupa, Umberto Boccioni. 

Nacido a principios del siglo XX, en una sociedad marcada por los continuos avances tecnológicos, el futurismo buscaba postularse como una alternativa potente a la oferta artística italiana, anclada desde tiempos inmemoriales en los movimientos clasicistas.

Estos principios quedaban expresados, de manera mucho más agresiva, en el manifiesto Le Futurisme que se publicó el sábado 20 de febrero de 1909 en el prestigioso periódico francés Le Figaro. En dicho texto, contenedor de 11 puntos en los que se desmenuzaban los ideales futuristas, podemos encontrar algunas frases que ejemplifican a la perfección lo rompedor de este nuevo discurso:


Afirmamos que el esplendor del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la velocidad. Un coche de carreras con su capó adornado con grandes tubos parecidos a serpientes de explosivo aliento... un automóvil rugiente que parece que corre a la velocidad de los disparos de una ametralladora es más bello que la Victoria de Samotracia.


ANÁLISIS ICONOGRÁFICO

Formas únicas de continuidad en el espacio supone un magnífico ejemplo de lo que quería decir este manifiesto. Se trata de la representación de una figura que en cierto modo nos recuerda mitad a un ser humano y mitad a una máquina. Boccioni es capaz de mezclar ambas cosas y representar lo que se percibe en la alocada sociedad de la época. La escultura carece de brazos y rostro, pero la imponente zancada producida por la amplitud de separación de sus piernas casi nos hace olvidarnos de ello, generando una fuerte sensación de tensión que está provocada intencionadamente.

ANÁLISIS FORMAL

Lo primero que transmite esta escultura al observarla es sensación de velocidad, otra característica innovadora de este movimiento, que se convirtió además en su mayor seña de identidad. En este sentido, sin embargo, el futurismo le debe mucho a otro movimiento de vanguardia, el cubismo. Para representar esa sensación de movimiento el artista italiano se sirve de la multiplicidad de planos al mismo tiempo, algo que ya practicaba Picasso en pintura y escultura antes de la existencia de este estilo.

Esta superposición de formas que busca conseguir algo tan complicado como engañar a la mente y conseguir que ésta asocie la sensación de movimiento ante un objeto que no deja de ser estático, tiene una consecuencia inmediata: ampliar el espacio y ángulo de visión de la escultura. Toda escultura de bulto redondo consta de diferentes puntos de vista, pero este hecho adquiere una importancia supina en Formas únicas de continuidad en el espacio.

Los permanentes contrastes de luces y sombras originados por los cruces que se crean al sucederse los choques entre líneas curvas y aristas aumentan aún más la sensación de continuidad y movimiento en un espacio que se acaba fundiendo con la escultura.

BIBLIOGRAFÍA

GOMPERTZ, Will: ¿Qué estás mirando? 150 años de arte moderno en un abrir y cerrar de ojos. Barcelona, 2014.

GALERÍA DE IMÁGENES (Pincha sobre las imágenes para verlas en tamaño completo)



No hay comentarios:

Publicar un comentario