Segundas puertas del Baptisterio de Florencia


FICHA TÉCNICA
  • Título de la obra: Puerta norte (originalmente este) del Baptisterio de Florencia
  • Autor: Lorenzo Ghiberti
  • Cronología: 1404-1424
  • Estilo: Renacimiento
  • Material: bronce parcialmente dorado
  • Ubicación: Baptisterio de San Juan (Florencia)



EL CONCURSO

El gremio de comerciantes de Florencia a cargo del mantenimiento del Baptisterio, Arte dei Mercanti di Calimala, convocó en el año 1400 un concurso público para renovar una de las dos puertas de madera que aún quedaban en el recinto y sustituirla por una de bronce, como ya se había hecho 70 años antes con la puerta sur, realizada por el escultor Andrea Pisano.

Los participantes debían presentar un relieve en bronce con una serie de condiciones comunes:

  • El relieve debía representar la escena del Sacrificio de Isaac, reproduciendo de la manera más fiel posible lo dictado por los textos bíblicos.
  • El formato del marco debía ser tetralobular, siguiendo el modelo ideado por Andrea Pisano para la puerta sur.

Lorenzo Ghiberti, Filippo Brunelleschi, Jacopo della Quercia, Simone di Colle Val d'Elsa, Niccolò di Pietro Lamberti, Niccolò d'Arezzo y Francesco di Valambrino pasaron a lo que podríamos denominar como 'fase final' del concurso, aunque a día de hoy solo se conservan los modelos realizados por Ghiberti y Brunelleschi.

Filippo Brunelleschi
Sacrificio de Isaac
, 1401-02
Museo del Bargello, Florencia
Lorenzo Ghiberti
Sacrificio de Isaac
, 1401-02
Museo del Bargello, Florencia

















El ganador fue el primero de ellos. En primer lugar porque su proyecto resultaba mucho más viable económicamente, al pesar menos y requerir un menor gasto en material. Pero también por su fidelidad a la hora de plasmar el pasaje del Antiguo Testamento (Génesis, 22, 1-19), introduciendo una barrera en forma de roca entre los sirvientes, que según las Sagradas Escrituras quedaron a una considerable distancia de la zona del sacrificio, y Abraham e Isaac. Brunelleschi, sin embargo, usa una pequeña terraza rocosa para separar a los personajes, que no sirve de interferencia visual ni acústica y que, por tanto, no se corresponde con lo que debía representar. Brunelleschi tampoco se acopla al pasaje a la hora de plasmar el sacrificio, pues nos muestra una interacción directa del ángel con la mano de Abraham para evitar el degollamiento de Isaac, cuando la Biblia dice que el ángel no actuó nunca de manera física, sino a través de su voz, cosa que de nuevo sabe adaptar mejor Ghiberti en su modelo.

El 23 de noviembre de 1403 se firmó el contrato para la confección de unas puertas que se entregaron finalmente en 1424, con más de diez años de retraso con respecto al plan inicialmente previsto.

ANÁLISIS ICONOGRÁFICO

Pese a que el concurso se realizó originalmente para sustituir la puerta norte del Baptisterio, al poco tiempo la Calimala decidió que urgía más renovar la que estaba orientada hacia Santa María del Fiore, la puerta este. Este cambio tuvo una significación importante a la hora de contemplar el programa iconográfico, puesto que en la portada este de un edificio religioso no se podían tratar temas del Antiguo Testamento. 

De esta manera Ghiberti, como ganador del concurso público, se enfrentó a una decoración en torno a escenas de la vida de Cristo, que resolvió de la siguiente forma:








1. Anunciación 2. Nacimiento de Cristo 3. Adoración de los Reyes 4. Disputa con los doctores 5. Bautismo de Cristo 6. Tentación de Cristo 7. Expulsión de los mercaderes del templo 8. Naufragio de los Apóstoles 9. Transfiguración 10. Resurrección de Lázaro 11. Entrada en Jerusalén 12. Última Cena 13. Oración en el huerto 14. Prendimiento 15. Flagelación 16. Jesús ante Pilatos 17. Subida al Calvario 18. Crucifixión 19. Resurrección 20. Pentecostés A. San Juan Evangelista B. San Mateo C. San Lucas D. San Marcos E. San Ambrosio F. San Jerónimo G. San Gregorio H. San Agustín



Pese a utilizar (por imposición, eso sí), el mismo marco que usó Andrea Pisano para la decoración de la puerta sur, Ghiberti cambió el sentido del programa iconográfico de su predecesor, interconectando las escenas de ambas puertas, que se leen de izquierda a derecha y de abajo a arriba, a diferencia del trabajo de Pisano, que decidió separar las escenas de cada una de las dos puertas y ofrecer una lectura desde arriba hacia abajo.

ANÁLISIS FORMAL

Cuando Lorenzo Ghiberti acometió el encargo de estas puertas apenas tenía 25 años. Ni que decir tiene que la ejecución de esta obra no es comparable en calidad artística con lo que haría años más tarde en las llamadas Puertas del Paraiso para el mismo Baptisterio de Florencia, pero este trabajo nos sirve para apreciar pequeñas píldoras de un talento bruto que más adelante sería capaz de pulir.

El primer gran problema al que se tuvo que enfrentar Ghiberti a nivel formal fue el marco en el que cuadrar las escenas. Ese famoso formato tetralobular le vino impuesto, como ya hemos comentado anteriormente, y obligaba también a que todas las figuras tuviesen que ser del mismo tamaño. Con esta situación resultaba imposible reproducir cualquier tipo de profundidad espacial, lo que da un aire retardatario a todas las escenas de la puerta.

A pesar de ello, el tratamiento de las figuras se atiene a modelos clásicos, así como la arquitectura que aparece en muchas de las escenas y que es absolutamente renacentista, sin ningún atisbo del gótico predominante poco tiempo atrás.

Disputa con los doctores, donde podemos apreciar en el fondo una arquitectura claramente renacentista
Aunque no es la tónica dominante en las escenas de estas puertas, es destacable el esfuerzo de Ghiberti por otorgar naturalidad a algunos de sus personajes, como es el caso de la figura de Jesús en Expulsión de los mercaderes del templo, donde la figura cristífera adquiere una teatralidad más propia del barroco que de la época en que se ejecutó.

Expulsión de los mercaderes del templo
También son dignos de mención, sobre todo teniendo en cuenta el reducido tamaño de los relieves, los pliegues de las vestimentas de los personajes, de una calidad que denota el gran talento del escultor florentino.

CURIOSIDADES

  • Finalmente estas puertas acabaron cubriendo portada de la fachada norte tras la ejecución, también por parte de Ghiberti, de las denominadas Puertas del Paraiso, que despertaron tal admiración en los miembros de la Calimala que decidieron su cambio de lugar, pese a su sentido iconográfico.
  • El relieve presentado por Brunelleschi en el concurso lo acabó adquiriendo Cosimo de Médici, que lo mandó a dorar de inmediato.
  • Brunelleschi obtuvo su particular venganza años más tarde, en 1419, venciendo a Ghiberti en un nuevo concurso, esta vez para la construcción de la cúpula de la Catedral de Florencia.

BIBLIOGRAFÍA

TOMAN, Rolf: El arte en la Italia del Renacimiento: arquitectura, escultura, pintura, dibujo. Colonia, 2008.

1 comentario:

  1. Muy buen post sobre esta obra renacentista. Aportas datos, digamos anecdóticos que desconocía, sin olvidar el contexto y el análisis formal de la obra. Saludos

    ResponderEliminar