La fuente


FICHA TÉCNICA
  • Título: La fuente.
  • Autor: Marcel Duchamp.
  • Cronología: 1917.
  • Estilo: Ready-made.
  • Técnica: Urinario.
  • Ubicación: Original pérdida, sin embargo se encuentran otras versiones tardías y copias en distintos museos.
ANÁLISIS DE LA OBRA
Uno de los artistas más importantes de la historia, y uno de los principales ejes en el que se articula el arte de principios del siglo XX y las distintas manifestaciones artísticas surgidas a partir de la segunda mitad de siglo, fue el francés Marcel Duchamp. Desde joven se interesó por el mundo del arte e inició su trayectoria en el género de la pintura. Siempre tuvo un gran afán de investigar en sus pinturas y trabajos, valiéndose para ello de distintos estilos artísticos en función de su interés. Autor inclasificable, ha sido considerado cubista, surrealista y dadaista. Bien es cierto que perteneció al celebre Colegio de Patafísica-al que también pertenece el dramaturgo español Fernando Arrabal-, formado por un importante grueso de autores surrealistas aunque también de otras vanguardias. Una de las grandes aficiones de Duchamp eran los juegos de palabras, afición que explica su pertenencia al grupo Oulipo, un taller de literatura experimental muy conocida gracias a uno de sus máximos representantes: Georges Perec. Sirva todo esto como una concisa aclaración de la figura del artista francés antes de pasar al análisis del ready-made, prestando especialmente atención a la obra expuesta en el Salón de los Independientes, en París. 

El ready-made es un concepto acuñado por el propio Marcel Duchamp y ampliamente utilizado con posterioridad.  La idea es simple; se trata de aislar un objeto cotidiano, del día a día, de su contexto habitual para elevarlo a la categoría de arte-con una clara motivación transgresora y antiarte- en el que añade nuevos pensamientos a dicho objeto. Para la exposición anteriormente nombrada escoge un urinario, lo extrae de su contexto-cuarto de baño-, imposibilita su uso-al ser extraído y colocado al revés- y lo muestra como si fuese una obra de arte-en este caso una escultura-, provocando a los espectadores que emitan un juicio estético sobre un urinario que alcanza la categoría de arte. Ríos de tintas se ha escrito sobre la motivación de Duchamp con esta obra y otros ready-made, especialmente es conocida la idea de plantear qué es y no es arte-y hasta qué punto juega la voluntad del artista/creador-. Sea lo que fuese lo que propusiera el francés con sus trabajo, lo cierto es que junto a Piccaso se convirtió en las principales cabezas visibles de principios del siglo XX. Por último es interesante señalar las puertas que abrió Duchamp en el mundo del arte y que fue aprovechado con posterioridad a partir de las segundas vanguardias y las distintas tendencias que siguen vigente en la actualidad. Quizá la conexión más llamativa sea la que le une al arte conceptual, siendo La fuente un buen ejemplo de ello. En relación con esto, podríamos decir que en toda la obra de Duchamp-y no sólo en La fuente- la importancia radica en las ideas y pensamientos que sugieren sus trabajos y no en su aspecto formal.

La Cámara del arte

La Cámara del Arte es un proyecto puesto en marcha por 7 estudiantes de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla. El objetivo de este blog es el de ayudar a alumnos y curiosos a encontrar comentarios e información de calidad, así como fomentar el conocimiento del patrimonio que todos poseemos y que muchas veces nos resulta desconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario