Narciso

FICHA TÉCNICA
  • Título: Narciso
  • Autor: Caravaggio
  • Cronología: 1597/1599
  • Estilo: Barroco
  • Técnica: Pintura al aceite
  • Ubicación: Galería Nacional de Arte Antiguo, Roma (Italia)
ANÁLISIS ICONOGRÁFICO 
Nos encontramos ante una de las últimas obras que realizó el pintor italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio en su segunda etapa. Este artista es considerado por muchos como el primer gran exponente de la pintura del Barroco. Los temas representados por Caravaggio en sus obras son, sobre todo, religiosos, aunque a veces hay excepciones como esta obra que es de tema mitológico. Esta obra la pintó en Roma, en esta etapa las obras se caracterizaron por la aparición de personajes acompañados de multitud de objetos, ya fuera el tema mitológico o religioso.

MITO 
Narciso era hijo del río Cefiso y de Liriope, una ninfa acuática. El famoso vidente Tiresias ya había hecho la predicción de que viviría muchos años, siempre y cuando no se viese a sí mismo. A los 16 años Narciso era un joven apuesto, que despertaba la admiración de hombres y mujeres. Fue entonces cuando la ninfa Eco se enamoró de él, pero Narciso la rechazó. Un día de verano, Narciso descansaba tras la caza junto a un lago de superficie cristalina que proyectaba su propia imagen, con la que quedó fascinado. Narciso se acercó al agua y se enamoró de lo que veía, hasta tal punto que dejó de comer y dormir por el sufrimiento de no poder conseguir a su nuevo amor, pues cuando se acercaba, la imagen desaparecía. Obsesionado consigo mismo, Narciso enloqueció hasta que falleció.

ANÁLISIS FORMAL
Caravaggio representa al modelo como un joven de complexión mediana y muy atractivo, lo que reitera el gusto de Caravaggio por la belleza masculina. Lo curioso es que cuando el joven mira su reflejo, su apariencia cambia, perdiendo un poco su atractivo. 

La figura de Narciso como es muy común en la pintura barroca, ocupa la mayor parte de la obra, para que el espectador se centre en el tema principal. Las figuras de Caravaggio suelen tener un tamaño casi natural, lo que contribuye aún más a la sensación de proximidad con las mismas. La obra se encuentra dividida en dos partes diferenciadas; en la parte superior encontramos al Narciso atractivo, y en la parte inferior, al Narciso menos atractivo. Así el artista ha querido plantear dos aspectos contradictorios, por un lado, la belleza del cuerpo masculino, tan presente en muchas de sus obras, y por el otro la fugacidad de esa belleza.

En el tratamiento lumínico ya se aprecian los primeros ecos del tenebrismo caravaggista, la figura aparece fuertemente iluminada por una luz dorada e irreal mientras el fondo permanece en absoluta oscuridad.

GALERÍA DE IMÁGENES
Narciso
Reflejo de Narciso
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario