Biografía de Frida Kahlo



Frida Kahlo (Coyoacán, México, 1907 - id., 1954). Considerada como una de las pintoras mexicanas más importantes de toda la historia del arte. Frida Kahlo creó una pintura absolutamente personal, ingenua y profundamente metafórica al mismo tiempo, derivada de su exaltada sensibilidad y de varios acontecimientos que marcaron su vida.

INFANCIA
Frida Kahlo y su familia
Frida Kahlo creció y vivió en la Casa Azul junto a sus padres. Frida era la tercera hija del fotógrafo Guillermo Kahlo, un inmigrante alemán nacionalizado mexicano y su madre Matilde Calderón, mexicana. Frida tenia una familia numerosa, dos hermanas mayores Matilde y Adriana, tras ellas nació su único hermano, Guillermo, que desgraciadamente solo sobrevivió unos días, luego, en 1907 nació Frida y finalmente nació su hermana Cristina, la menor, quien fue su inseparable compañera y la única de las hermanas a la que le dejó descendencia. Durante su infancia, Frida vivió afligida por la poliomielitis: una enfermedad que afecta el sistema nervioso. Las secuelas de esta enfermedad la dejaron con una pierna más grande que la otra.

Frida Kahlo en su infancia
Frida Kahlo con sus hermanas
ADOLESCENCIA
A los dieciocho años, sufrió un grave accidente que la obligó a una larga convalecencia, durante la cual aprendió a pintar, y que influyó en la formación del complejo mundo psicológico que se refleja en sus obras. 

En el año 1929 contrajo matrimonio con el muralista Diego Rivera, y tres años más tarde, sufrió un aborto que afectó en su sensibilidad y le inspiró en dos de sus obras más valoradas: Henry Ford Hospital y Frida y el aborto, cuya compleja simbología se conoce por las explicaciones de la propia pintora. También son muy apreciados sus autorretratos de compleja interpretación.
Frida y el aborto
Henry Ford Hospital

André Breton cuando conoció la obra de Frida Kahlo afirmó que era una surrealista espontánea y la invitó a exponer en Nueva York y París, ciudad esta última en la que no tuvo una gran acogida. Frida nunca se sintió cerca del surrealismo, y al final de sus días rechazó abiertamente que su creación artística fuera encuadrada en esa tendencia.
Frida Kahlo y André Breton
Frida Kahlo realizó espléndidos retratos de niños y obras inspiradas en la iconografía mexicana anterior a la conquista, pero son las telas que se centran en ella misma y en su vida las que la han convertido en una figura destacada de la pintura mexicana del siglo XX.

Durante su vida, Frida creó unas 200 pinturas, dibujos y esbozos relacionados con las experiencias de su vida, dolor físico y emocional y su turbulenta relación con Diego. Ella pintó 151 pinturas, 55 de las cuales son autorretratos. Cuando le preguntaban porque pintaba tantos autorretratos, Frida contestaba: "Porque estoy sola tan a menudo, porque soy la persona que conozco mejor".

Frida y Diego eran muy activos en el Partido Comunista en México. A principios de Julio de 1954, Frida hizo su ultima aparición pública, cuando participó en una manifestación comunista. Poco después, el 13 de Julio de 1954, a la edad de 47 años, Frida falleció.

Frida Kahlo y Diego Rivera
Frida Kahlo y Diego Rivera
El día después de su muerte, amigos y familiares se concentraron en el crematorio para asistir a la cremación de la artista en México. Sus cenizas fueron colocadas en una urna pre-columbina, la cual se exhibe en la Casa Azul que compartió con Rivera. Un año después de su muerte, Rivera regaló la casa al gobierno mexicano para que se convirtiera en un museo. Diego Rivera murió en 1957. El 12 de Julio de 1958, la Casa Azul se abrió oficialmente como el Museo Frida Kahlo.

LA OBRA DE FRIDA KAHLO
A través de la pintura, que empezó a practicar en los largos meses de inmovilidad tras el accidente, Frida Kahlo reflejaría de forma soberbia la colisión entre su ansia de felicidad y la insistente amenaza de su destrucción, a la vez que conjuraba la dualidad irreductible entre los sueños (de amor, de hijos) y la realidad (dolor e impotencia). 

Durante la convalecencia del accidente, comenzó a pintar, tomándose ella misma como modelo principal. Le colocaron un espejo bajo el baldaquino de su cama y un carpintero le fabricó una especie de caballete que le permitía pintar estando acostada. Éste fue el inicio de una larga serie de autorretratos, tema que ocupa el grueso de su producción, de carácter fundamentalmente autobiográfico.

ALGUNAS DE SUS OBRAS
  •  Las dos Fridas
  • La columna rota
  • Autorretrato con mono
  • Frida y Diego Rivera
  • Diego y yo
  • Mis abuelos, mis padres y yo
  • Autorretrato con collar de espinas
  • Mis loros y yo
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario