Recreación en 3D de la Acrópolis de Atenas




La Acrópolis de Atenas puede considerarse la más representativa de las acrópolis griegas. La acrópolis era, literalmente, la ciudad alta y tenía una doble función: defensiva y como sede de los principales lugares de culto. La Acrópolis de Atenas está situada sobre una cima, que se alza 156 metros sobre el nivel de mar. También es conocida como Cecropia en honor del legendario hombre-serpiente, Cécrope, el primer rey ateniense.


La entrada a la Acrópolis se realiza por una gran puerta llamada Propileos. A su lado derecho y frontal se encuentra el Templo de Atenea Niké. Una gran estatua de bronce de Atenea, realizada por Fidias, se encontraba originariamente en el centro. A la derecha de donde se erigía esta escultura se encuentra el Partenón. A la izquierda y al final de la Acrópolis está el Erecteión, con su célebre tribuna sostenida por seis cariátides. En la ladera sur de la Acrópolis se encuentran los restos de otros edificios, entre los que destaca un teatro al aire libre llamado Teatro de Dioniso, donde estrenaron sus obras Sófocles, Aristófanes y Esquilo.

La mayoría de los templos fueron reconstruidos bajo el liderazgo de Pericles durante la Edad Dorada de Atenas (460-430 a. C.). Durante el siglo V a. C., la Acrópolis adoptó su forma definitiva.

La plataforma de la Acrópolis estaba rodeada por una muralla. En su interior, se han hallado evidencias de la presencia de un palacio perteneciente a la época micénica. Una gran parte de los edificios arquitectónicos que forman la Acrópolis se edificaron durante la época de Pericles (499 a. C.-429 a. C.), tras la destrucción de los edificios anteriores provocada por las tropas persas de Jerjes I. El antiguo templo de Atenea, que albergaba una estatua de Atenea, fue sustituido por el Erecteión. El Partenón fue construido sobre los restos de otro templo anterior, denominado Hecatompedón. Otros edificios religiosos y civiles estaban repartidos por toda la montaña. Todos se conservaron en buen estado hasta el siglo XVII, cuando a causa de la dominación otomana el Partenón se convirtió en mezquita, el Erecteión en harén y los Propileos en polvorín. Durante el asedio de Atenas del año 1687, los venecianos, bajo el mandato del general Francesco Morosini, hicieron grandes destrozos con sus bombardeos. Un golpe de mortero destruyó en parte el Partenón, ya que los musulmanes lo utilizaban también como polvorín, siendo en aquella ocasión cuando se derrumbó el techo del templo.





  1. Partenón 
  2. Antiguo templo de Atenea 
  3. Erecteión 
  4. Estatua de Atenea Promacos 
  5. Propileos 
  6. Templo de Atenea Niké 
  7. Eleusinión 
  8. Santuario de Artemisa Brauronia 
  9. Calcoteca 
  10. Pandroseión 
  11. Arreforión 
  12. Altar de Atenea 
  13. Santuario de Zeus Polieo 
  14. Santuario de Pandión 
  15. Odeón de Herodes Ático 
  16. Stoa de Eumenes 
  17. Santuario de Asclepio o Asclepeion 
  18. Teatro de Dioniso Eléuteros 
  19. Odeón de Pericles 
  20. Témenos de Dioniso 
  21. Aglaureión

GALERÍA DE IMÁGENES






No hay comentarios:

Publicar un comentario