Villa Saboya



FICHA TÉCNICA
  • Título: Villa Saboya o Ville Savoye
  • Autor: Charles Édouard Jeanneret o  Le Corbusier
  • Cronología: 1929, (Siglo XX)
  • Estilo: Internacional (Movimiento Moderno)
  • Material: Hormigón armado y vidrio.
  • Ubicación: Poissy, París, Francia

ANÁLISIS DE LA OBRA

La Villa Saboya es una de las obras que transformó el concepto de arquitectura durante el siglo XX. La villa se construiría en la localidad de Poissy, rodeada de naturaleza y alejada del resto de parcelas unifamiliares de la zona. El edificio se concluyó en 1929, siendo ocupado por sus dueños durante un corto periodo, debido a la invasión alemana en Francia en el año 1940. Actualmente es una "Casa-Museo", dedicada a la vida y obra de Le Corbusier, y mantenida por la sociedad pública "Monuments of France". La villa recibe miles de visitas al año, principalmente de arquitectos y estudiantes. 

Le corbusier concibe la villa como un prototipo para futuras construcciones en serie, proyectada como paradigma de la vivienda como máquina de habitar. El arquitecto estaba fascinado entonces por la aparición de las nuevas máquinas y tecnologías, y quiso crear el movimiento de los coches en el interior de la villa. Con este edificio, Le Corbusier plasmaría "Los cinco puntos de la Arquitectura", una auténtica revolución a finales de la década de los años 20. 

1. Los pilotis: El edificio descansa sobre pilotis o columnas que soportan el peso en la planta baja, creando la sensación de que la vivienda flota sobre el paisaje.

2. La planta libre: La estructura de pilares y pórticos de hormigón permite la libertad espacial eliminando los muros de carga. Además, se decide utilizar una tonalidad verde para los parámetros ciegos del edificio, reforzando con ello la idea de libertad.

3. La fachada libre: Gracias al liberación del peso de la estructura, la fachada se compone a partir de los criterios estéticos del arquitecto.

4. La ventana corrida: Los huecos de las ventanas de la planta superior son horizontales, adaptados a la perspectiva del ojo humano. 

5. La cubierta jardín: La cubierta se hace plana, terminando en una fina pantalla que nos permite observar una vista fantástica del jardín.


Le Corbusier plantea un espacio continuo funcional a lo largo de los diferentes niveles de la vivienda. El acceso a ella es través de un eje semicircular de vidrio, por el cual se llega a un hall en el que aparecen los dos principales elementos de circulación de la vivienda: la rampa y la escalera de caracol. La primera nos lleva hacia un recorrido a lo largo de los distintos espacios creados en el edificio, mientras que la escalera de caracol une los lugares de una manera más rápida. En la planta baja en forma de "L" se sitúan los dormitorios y dependencias del servicio. A través de los grandes ventanales de la vivienda, podemos disfrutar de las vistas exteriores a lo largo de todo su recorrido. En esta primera planta encontramos además, una sala al aire libre, bordeada por una gran pantalla que evoca las pinturas de algunos cuadros puristas. 

Uno de los aspectos más interesantes de esta casa es la entrada al garaje de la vivienda a través del giro que produce la fachada de vidrio curvo, emulando el radio de giro de los automóviles de 1929. En definitiva, Le Corbusier crea una experiencia de movimientos en este edificio, jugando con el espacio, desdoblándolo y conectándolo al mismo tiempo.


GALERÍA DE IMÁGENES (Pincha sobre las imágenes para verlas más grandes)


Vista frontal del edificio
Vista lateral del edficio
Vista del patio abierto
Rampa exterior
Escalera de caracol

No hay comentarios:

Publicar un comentario