Pantócrator de la iglesia de San Clemente de Tahull



FICHA TÉCNICA
  • Título: Pantócrator
  • Autor: Maestro de Tahull (desconocido)
  • Cronología: Alta Edad Media, en torno a 1123
  • Estilo: Románico
  • Técnica: Pintura al fresco
  • Ubicación: Originalmente en la iglesia de san Clemente de Tahull (valle de Bohí, Lleida), hoy en día en el Museo Nacional de Arte de Cataluña
ANÁLISIS

El Pantócrator se trata de uno de los motivos más habituales a representar en la pintura románica. Su iconografía deriva de la bizantina, del Cristo en majestad, representado a su vez como los emperadores romanos, es decir, entronizado. En el caso románico, Jesucristo no se encuentra simplemente sentado en un trono (a pesar de que también se quiere representar en majestad), sino en otro plano distinto al terrenal: Esto es lo que representa la mandorla, la llamada almendra mística que rodea a la figura y que la sitúa en lo celestial, en la gloria. 

La iglesia de san Clemente de Tahull fue consagrada el día 10 de diciembre de 1123, tal y como reza una de las inscripciones que encontramos en el fuste de una de sus columnas. Por tanto, debemos fechar esta pintura, situada en el ábside (lugar divino por excelencia de la iglesia románica) en torno a esta misma fecha. 
En este caso, se nos representa a Cristo sentado, situado dentro de la mandorla divina y rodeado, como de costumbre, por los tetramorfos. Bajo él, encontramos una galería en la que se encuentran María y los apóstoles, posiblemente realizados por otro artista distinto al que pintó la figura principal. Cristo se encuentra en actitud de bendición, con el Libro de la Vida y la Sabiduría en su mano izquierda, abierto (esto es un dato importante, ya que es lo que señala su bendición, si estuviera cerrado se trataría de un Cristo en el Juicio Final). En el libro reza "Ego sum lux mundi", es decir, "yo soy la luz del mundo". Con su mano derecha, realiza una señal de bendición, reforzando el mensaje positivo que trae consigo. Su condición divina queda reforzada, además, por su gran tamaño en comparación con las otras figuras, ya que se establece una jerarquía: No se concibe el representar a los evangelistas ni, mucho menos, a figuras humanas al mismo nivel que Dios. A sus lados, nos encontramos la alfa y la omega, primera y última letra del alfabeto griego y por tanto símbolos del principio y el fin de todas las cosas. 

¿Cuáles son las características principales que sigue un Cristo románico (concretamente éste) al ser representado? Pues bien, en primer lugar nos encontramos con una geometrización de las formas: Todo el dibujo sigue unos esquemas basados en la geometría, con una simetría casi perfecta. Esto puede tener también una lectura simbólica, ya que vendría a representar la perfección de Dios, que queda plasmada a través de la perfección de las formas de la naturaleza. Los pliegues de las vestimentas se encuentran altamente esquematizados y no encontramos en ellos ningún indicio de profundidad, se trata de un dibujo completamente plano. A esto ayudan los colores, que también son planos, ayudándose sólo de líneas para realizar las sombras necesarias, y se encuentran completamente delineados por una línea negra, gruesa, que da corporeidad y consistencia a la figura. Además, el colorido es muy brillante y variado, lo que hace que sea una pintura enormemente llamativa y que contribuya a llamar la atención del fiel que asiste a la iglesia. Lo cierto es que se trata de una representación de gran presencia y fuerza, que transmite a los creyentes la sensación de autoridad y gloria que emana la divinidad. 

Ésta se trata de una de las pinturas románicas más importantes de nuestro país, que por motivos de conservación fue trasladada al Museo Nacional de Arte de Cataluña, cuya colección de arte románico es incalculable, y hoy día permanece allí. En la iglesia original, situada en el valle del Bohí, en Lleida, queda una reproducción de la pintura original. 

OTROS DATOS DE INTERÉS

La pintura románica y, en concreto, esta representación en san Clemente de Tahull, ha inspirado a numerosos artistas pertenecientes a las vanguardias del siglo XX como por ejemplo Dalí, tanto por su fuerza como por su dinamismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario