La escuela de Atenas


FICHA TÉCNICA

  • Título: La escuela de Atenas
  • Autor: Rafael Sanzio
  • Cronología: 1510- 1512 (Silgo XVI)
  • Estilo: Renacimiento
  • Técnica: Pintura al fresco
  • Ubicación: Estancias de Rafael. El Vaticano, Roma

ANÁLISIS ICONOGRÁFICO

La escuela de Atenas es considerada una de las obras cúlmenes de Rafael Sanzio. Es una de las cuatro representaciones que realizó Rafael en el segundo piso del Palacio Apostólico de Roma. La escena plasmada está insertada dentro de un marco arquitectónico, basado en un templo romano pero con la impronta ya presente de la arquitectura renacentista, recordando a la nueva basílica de San Pedro de Bramante. En la escena aparecen todo tipo de personalidades de la antigüedad que mencionaremos a continuación.

En el centro de la escena se sitúa Platón y Aristóteles. El primero lleva levantado el dedo hacia arriba, indicando el mundo de las ideas, y sosteniendo sobre su otra mano el timeo. Aristóteles lleva su mano hacia el suelo, es decir, hacia la realidad o el mundo terrenal, y sosteniendo con la otra mano el libro de la ética.

Platón y Aristóteles

En la parte inferior tenemos a Pitágoras, Hipatia y Parménides. Pitágoras es un importante matemático griego. Pitágoras es la alegoría de la atimética y la música, y aparece representado con una pizarra explicando sus teoremas a un grupo. Hipatia de Alejandría fue una filósofa neoplatónica versada además en geometría, álgebra y astronomía. Finalmente, Parménides, fue el fundador de la escuela Eleática. La única obra que aún perdura es un poema didáctico sobre la naturaleza. Sobre las escaleras encontramos a Heráclito, filósofo melancólico que sufría constantemente por la locura humana. 


Pitágoras, Hipatia y Parménides



Heráclito



A la izquierda del grupo central, encontramos a Alejandro Magno, Esquines, Jonofonte y Sócrates. Alejandro Magno fue rey de Macedonia y alumno de Aristóteles. Se le ha representado vestido con indumentaria militar y escuchando atentamente a Sócrates. Sócrates fue maestro de Platón, y junto con Aristóteles, son los representantes de la filosofía de la Antigua Grecia. En la parte inferior de la esquina izquierda se ha representado a Epicurus, con una corona de hojas de parra. Este filósofo griego difundió que la felicidad radicaba en la búsqueda de los placeres de la mente.

Alejandro Magno, Esquines, Jonofonte y Sócrates
Epicurus 

Junto a la figura de Heráclito, se ha representado a Diógenes "el perro", descansando sobre la escalera. Diógenes odiba las posesiones terrenales y vivió en un barril, de ahí el apodo canino. En la esquina inferior derecha se halla Euclides, matemático griego y discípulo de Sócrates. Se le ha representado exponiendo uno de sus principios geométricos. 

Diógenes
Euclides
Junto a Euclides, encontramos a Ptolomeo, Zoroastro y el propio autorretrato de Rafael Sanzio. Rafael se ha retratado mirando hacia nosotros, para hacerse notar. Ptolomeo fue un astrónomo y geógrafo, representado sosteniendo un globo terrestre (hace alusión a la afirmación de éste sobre que la Tierra era el centro del universo). A su lado se halla Zoroastro, famoso profeta persa.

Ptolomeo, Rafael y Zoroastro
Finalmente, tenemos la figura del dios Apolo y de la diosa Minerva en los nichos que franquean a Platón. Apolo como alegoría de la armonía y sobriedad, mientras que Minerva como símbolo de la sabiduría.


ANÁLISIS FORMAL


Rafael Sanzio fue un arquitecto y pintor del Cinquecento, conocido además como Rafael de Urbino. La mayor parte de su trabajo esta ubicado en los Museos Vaticanos. Los proyectos del Vaticano ocuparon casi toda su vida, aunque realizaría también retratos. Rafael estuvo bajo el mecenazgo del Papa Julio II, y del sucesor de éste León X, quien lo nombraría arquitecto papal en 1514.

Las llamadas estancias de Rafael son cuatro salas situadas en el segundo piso del Palacio Apostólico. Fueron decoradas por el pintor y sus discípulos entre 1508 (cuando empezaron los dibujos preliminares) y 1512 (cuando se finalizó de pintar). La sala de la Signatura I o la alegoría de la filosofía  es donde se plasmó esta obra, y junto a ella se encuentran otras tres dedicadas a la teología, la poesía y el derecho.

Hay que destacar el extraordinario estudio de la perspectiva que realizó Rafael, exaltando los valores ideales del renacimiento. Cada grupo forma una estudio del movimiento perfecto, y se vinculan unas entre otras ofreciendo un magnifico ejemplo de armonía y elegancia. En resumen, la simbiosis perfecta entre la filosofía y saber antigua con el pensamiento e ideales renacentistas, teniendo como eje de todo al hombre.


OTROS DATOS DE INTERÉS

Además de lo que hemos señalado con anterioridad, hay escondido en la escena distintos detalles fascinantes. Muchos de los retratados son hombres célebres de la época de Rafael: Platón se parece a Leonardo Da Vinci, Euclides a Bramante, o Heráclito a Miguel Ángel. Asimismo, tenemos a Hipatia de Alenadría, basada en Margherita Luti, amante del pintor. Además, la representación del Dios Apolo está basada en una escultura de Miguel Ángel, "el esclavo moribundo".

Finalmente, un último detalle curioso es la firma del pintor sobre el bordado del cuello de Euclides (Bramente, su mentor). Es algo insólito ya que en un encargo de la iglesia, el artista no podía dejar constancia de su autoría.



La Cámara del arte

La Cámara del Arte es un proyecto puesto en marcha por 7 estudiantes de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla. El objetivo de este blog es el de ayudar a alumnos y curiosos a encontrar comentarios e información de calidad, así como fomentar el conocimiento del patrimonio que todos poseemos y que muchas veces nos resulta desconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario