La Conversión de San Pablo




FICHA TÉCNICA

Título: La Conversión de San Pablo en el camino a Damasco.
Autor: Michelangelo Merisi da Caravaggio.
Cronología: 1600.
Estilo: Barroco.
Técnica: Óleo sobre lienzo.
Tamaño: 230 x 175 cm.
Ubicación: Capilla Cesari, Santa Maria del Popolo. Roma. 

ANÁLISIS DE LA OBRA
Esta obra fue realizada entre 1600 y 1601, al igual que la Crucifixión de San Pedro, ambas se encuentran en la Capilla Cesari de la Igles de Santa María del Popolo en Roma, Italia.


La escena que presenciamos está compuesta por tan sólo tres figuras: un hombre tumbado en el suelo, con los brazos levantados, que parece haber caído de un caballo, cuyo cuerpo ocupa buena parte del lienzo, mientras una segunda persona, un sirviente, del que apenas vemos su cabeza y piernas, sostiene al caballo. 

Para la composición de la escena, Caravaggio renuncia a la composición frontal tradicional, y coloca dos diagonales correspondientes al cuerpo de caballo , que va de izquierda a derecha, y la del hombre en el suelo, que, por el contrario, va de derecha a izquierda en un marcado escorzo. La composición, a base de dos figuras en escorzo, así como el tamaño de las mismas, excesivamente grandes de manera que parecen salirse del lienzo, contribuyen a crear la sensación en el espectador de asistir a un acontecimiento fugaz, no preparado.

La luz en este cuadro penetra de manera violenta desde el angulo superior izquierdo, sin que se nos permita ver el origen de la misma. Ésta inunda un espacio oscuro que nos es imposible de reconocer; de forma que no sabemos si tiene lugar en el exterior de noche o en el interior de un establo. Esta luz incide de manera violenta, fundamentalmente en el cuerpo de Pablo, quien, con los brazos en alto y los ojos cerrados, parece cegado por la misma, así  como en el lateral del caballo; mientras que apenas alumbra la cabeza y piernas del sirviente. 

Respecto a la paleta de colores usados, predominan los tonos cálidos como el castaño y ocre del caballo, el naranja de la coraza de Pablo y el rojo de su capa. Esta manera de iluminar la escena crea unos efectos lumínicos de contrastes violentos entre las zonas más iluminadas frente a las más oscuras que será conocido con el nombre de tenebrismo y será una de las características que mejor identifican la obra de este pintor.

LA LEYENDA
Según el Evangelio de Lucas, San Pablo era un judío convencido de su religión, dispuesto a acabar con Jesús y todos sus seguidores. Se llamaba antes que Pablo, Saúl, y él mismo fue a Damasco para buscar a todos los cristianos y encarcelarlos. Hizo el camino a pie con el grupo que le seguía, tardaron aproximadamente una semana ya que Damasco se encuentra de Jerusalén a 230km. Cuando estuvo a punto de entrar por las puertas de Damasco, una luz lo cegó por completo y Jesús le dijo que entrara en la ciudad que alli le diria lo que tenia que hacer, y así fue, Saúl ciego por completo entró en Damasco y se dirigió a Jesús, allí este le comunicó su comedido y automáticamente se le cayeron de los ojos las dos escamas que lo habían estado cegando hasta entonces. En este momento fue cuando Saúl se convirtió en uno de los seguidores de Jesús, un apóstol y por supuesto, un fiel cristiano.

OTRAS CURIOSIDADES
Cabe decir, que el caballo que vemos en la escena es un invento del pintor, para aumentar la profundidad en el lienzo, realmente sabemos que no hubo ningún caballo ya que en esa época, los viajes se hacían a pie. 
Otra de las cosas que debemos apuntar es que este cuadro sustiyó a uno primero, se trata de una versión más completa, que no fue aceptada por parte de la Iglesia y que hoy se encuentra en el Palazzo Odescalchi Balbi en Roma, Italia. Tras el rechazo de esta pieza, se entregó una segunda, que es la que hemos comentado con anterioridad y que se encuentra en Santa Maria del Popolo, Roma. 

Detalle de como Saúl cae al suelo y queda cegado por la luz. 


La conversión de San Pablo. Primer cuadro que realizó Caravaggio y que no tuvo éxito. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario